Home Reportajes Fieltromanía, el éxtasis del fieltro

publicidad

El fieltro está de moda. Durante mucho tiempo ha sido un material muy menospreciado, utilizado fundamentalmente para fabricar moquetas, tapetes y otros objetos no demasiado lucidos. En los últimos años se ha convertido, sin embargo, en una tela muy respetada que se utiliza en la fabricación de piezas de decoración, moda y complementos. El fieltro ha pasado de ser un material de tercera categoría a ocupar los primeros puestos en el mundo de la moda y el diseño más cool y de vanguardia.

El fieltro es uno de los tejidos más antiguos que se conocen; su fabricación y uso se remonta miles de años atrás, a la prehistoria, cuando el hombre recopilaba el pelo que dejaban los animales al restregarse en árboles y rocas, lo mojaba, apelmazaba y prensaba para que formara una capa espesa y compacta con la que protegerse del frío.

La materia prima del fieltro es la lana de oveja. Las propiedades de sus fibras (finura, rizado, longitud, elasticidad, superficie escamosa y capacidad de hincharse) permiten a la lana apelmazarse, adherirse y enredarse bajo la acción conjunta de la humedad y el calor del vapor de agua y la presión y el frotamiento.
Las fibras de lana se comprimen y quedan agrupadas en una
masa compacta que forma el fieltro sin necesidad de pasar por el proceso clásico de urdimbre e hiladura que caracteriza la mayoría de las telas.El fieltro es, por tanto, una tela no tejida. La mezcla de distintas lanas da como resultado fieltro de diferentes colores y texturas.

Además del fieltro de lana, que puede estar fabricado de forma artesanal (es posible incluso hacerlo en casa) o con procesos industriales, también podemos encontrar fieltro sintético de fibra de poliéster, que se fabrica a nivel industrial. El fieltro sintético o fieltrina es más barato, uniforme y fácil de manejar al ser más fino, pero se pierde suavidad al tacto, intensidad de colorido y gran parte del encanto original.

Hoy en día el destino predilecto para el fieltro son los broches, pero también encuentra mil y una otras aplicaciones, y de eso sabe mucho Anabel. Esta sevillana de 27 años formada en el campo de la Historia del Arte, es lo que se dice una auténtica coolhunter, una cazatalentos, que se ha convertido en persona de referencia para todos aquellos que nos interesamos por el mundo del handmade. Su blog Fieltromanía es el Vogue de los jóvenes artesanos y diseñadores. Nada se escapa al ojo experto de Anabel, que lleva aquí desde el principio y que a base de ver y ver trabajos ha aprendido a apreciar el diamante entre la paja.


Anabel empezó a interesarse por el fieltro cuando descubrió en una revista las joyas de Isabel Moltó. “Me encantaron, no sabía que con ese material se podían hacer esas cosas, tan sencillas, pero tan originales y bonitas”. A partir de entones comenzó a buscar información sobre fieltro en la red, y, por increíble que hoy nos parezca, no había apenas nada. Fue investigando y descubriendo diseñadores, libros, el mundo del blog y del handmade. Un buen día llegó al blog de Chuculeta con ratón, toda una veterana y experta, y gracias a ella se le abrió un mundo nuevo una experiencia que muchos de nosotros conocemos: “Empecé a saltar de blog en blog,¡no podía parar!”


En septiembre de 2005 inaugura su propio blog, Fieltromanía. Anabel estaba en el lugar preciso en el momento adecuado. Su interés por el fieltro coincidió con el comienzo del boom y de repente tenía un imán para encontrar cosas relacionadas con este material, en todas partes: revistas, escaparates, blogs… Una revolución handmade se estaba fraguando y Anabel fue testigo de excepción de todo el proceso. “Creo que ahora ha terminado por inundarlo todo. No sé si será un tendencia pasajera, o estable, el caso es que ya pocos discuten el valor de lo hecho a mano y de los pequeños diseñadores”.

Muchos de nosotros hemos ido llegando con el tiempo, unos más madrugadores y otros más rezagados, pero ella está aquí desde el principio, tanto que vio nacer etsy, el portal de venta de productos hechos a mano por excelencia. Anabel ha vivido desde su blog la revolución del handmade en general y del fieltro en particular y ha ejercido de fantástica reportera siguiendo todo este proceso y enseñándolo al resto del mundo.

Desde el principo, el éxito de su blog fue fulminante, cientos de personas empezaron a visitarlo regularmente atraídos por las creaciones que Anabel descubría casi a diario y mostraba en la bloggosfera.

Consciente de la buena acogida del blog, Anabel decide continuar avanzando. Se lanza entonces con un nuevo proyecto: We Love Crafts,una revista on-line influenciada por los libros zakka (libros de “manualidades” japoneses) y por otras revistas online como Neet magazine. Con la ayuda de la diseñadora gráfica Mónica León y muchos otros colaboradores saca adelante la idea de hacer una revista de manualidades diferentes, online y accesible a todo el mundo. De momento hay editado sólo un número pero el contenido del segundo está totalmente listo y promete salir en breve.


Hace cosa de un año una nueva aventura vino a sumarse a los proyectos de esta mente curiosa e inquieta que no puede dejar de crear, moverse y divulgar. Como veía que su blog era “utilizado” por muchas tiendas para descubrir nuevos diseñadores, pensó que sería una buena idea organizar una web que sirviera como escaparate y de paso reunir tres de sus pasiones: el diseño, la creatividad y la comunicación. De este planteamiento nace Jugando con hilos, una tienda on-line en la que adquirir las creaciones de un variado grupo de jóvenes diseñadores, fundamentalmente españoles: Saraculpable!, Retal3, Lokka, De2sabores, Peseta…


La tienda on-line está en pleno desarrollo. Entre los objetivos a medio plazo de Anabel están mejorar el posicionamiento, ofrecer productos exclusivos y aumentar la lista de nuevos diseñadores con mayor frecuencia (en estos momentos añade unos cuatro al mes), cambiar el diseño, realizar un e-zine …

Muchas de las personas que hoy crean y diseñan con fieltro se confiesan discípulos de Anabel. Gracias a su blog, a sus tutoriales y a sus descubrimientos, hoy son auténticos fanáticos del handmade y algunos tienen una exitosa carrera por delante, como es el caso de Marta de El Jardín de Lulaila, una de las más sobresalientes promesas del diseño artesanal español.

Marta conoció el blog de Anabel hace un año aproximadamente. Acababa de empezar a utilizar el fieltro cardado en sus diseños y la dificultad de encontrar fibras de lana en su ciudad, Bilbao, la llevó a buscar en internet. Fieltromanía fue lo primero que encontró y ya no necesitó más: “Allí tenía todo lo que necesitaba y mucho más de lo que pretendía encontrar. Aprendí a cardar mejor el fieltro, nuevas técnicas, descubrí donde encontrarlo, aprendí a amasarlo con agua, mil cosas……”

Anabel se convirtió en la persona que inició a Marta en el mundo del fieltro e hizo que se enganchara a él.“Anabel es probablemente una de las personas mejor documentadas en fieltro que conozco, una amante de lo que hace, y eso se nota en la profesionalidad y calidad de su blog. Hoy en día es mi visita diaria, donde siempre aprendo algo”.

Una de sus mayores alegrías fue cuando hace unos meses Anabel dedicó los post Me gustas Muñeca (junto a otras artistas) y Alcanzar la meta (junto a Anaïs y sus espectaculares bolsos casita) a su trabajo. “Puede parecer una tontería, pero cuando tienes un blog de referente como es para mi el de Anabel, aparecer en el suyo te llena de orgullo y es casi como tener una aprobación, un ‘no lo estoy haciendo tan mal’”.

Aparecer en el blog de Fieltromanía fue también un momento muy importante y especial en la trayectoria de Macarena Gea. En abril del año 2007, cuando no hacía ni un mes que Macarena había abierto su propio blog, Fieltromanía dedicó una de sus entradas a las haditas. El día que Anabel las presentó “oficialmente” la web de Macarena se colapsó y tuvo que ampliar el ancho de banda para poder acoger tantas visitas… “y a partir de ahí, un montón de alegría, un montón de oportunidades… y sobretodo una buena amiga que cuenta conmigo para sus nuevos proyectos… y eso siempre es muy de agradecer“.

En septiembre de ese mismo año, la tienda on-line Jugando con hilos abrió sus puertas a la haditas de Macarena, que para la ocasión realizó una colección especial titulada La Vie en Rose.

Anabel ha dado a conocer a través de las páginas de su blog el trabajo de personas hoy tan reconocidas como Sandra Robredo, Lokka,Táneke o Anne Marie Herckes. Entre los diseñadores que ha descubierto y que más le han impresionado se encuentra uno de sus primeros descubrimientos: Lucía de Chicadecanela, y el último, que ha sido Cristina de Magerit Doll. “Siempre busco cosas que no sean habituales en las tiendas que visito o veo en las revistas”.

El fieltro está viviendo su momento más dulce, ha abierto un mundo lleno de posibilidades y cada vez son más las personas que se animan a utilizarlo o a lucirlo. “Al principio éramos pocas pero he podido ver cómo el número de fieltromaniacos aumentaba muchísimo, perfectamente se ha podido multiplicar por 2 ó 3 desde que empecé”.

¿Existe alguna explicación a tal delirio?, ¿Qué tiene el fieltro que nos ha vuelto tan locos? Es posible intuir algunos de los motivos que han llevado al fieltro a convertirse en el material estrella y Anabel nos los cuenta: El fieltro es un material relativamente barato (aunque se ha encarecido mucho), fácil de trabajar (aunque existen distintas técnicas más complicadas: fieltro modelable, lana fieltrable…), versátil y útil (desde el diseño industrial hasta al confección de accesorios), ecológicoEn definitiva es agradable crear algo con tus manos y que no requiere de grandes conocimientos para ello; a lo que hay que sumar las posibilidades de negocio que mucha gente ve en ello”.

Su precio y accesibilidad (se puede comprar en tiendas), su amplia gama de colores, su manejabilidad y versatilidad (se trata de un material flexible que se adapta a todo tipo de ideas) han convertido este material en un básico del handmade. Unas manos habilidosas pueden hacer maravillas con el fieltro.

 


Anabel también sucumbió a los encantos del fieltro e hizo sus pinitos en el diseño hecho a mano, y lo cierto es que sus broches son preciosos, muy originales y de acabados perfectos.Sin embargo, como ella misma reconoce “Hace ya mucho que no me pongo a hacer cosas con fieltro, no tengo tiempo, sólo para hablar de ello.” (Anabel, vas a tener que sacar tiempo, porque son geniales!).


Lo cierto es que Anabel ocupa un lugar muy especial dentro de la comunidad dedicada a la artesanía y el diseño hecho a mano. Hoy en día, casi tres años después de su llegada a la bloggosfera, Fieltromanía se ha convertido en punto de referencia fundamental dentro del mundo del diseño artesanal y el DIY (do-it-yourself). Esperemos que en los años venideros podamos seguir disfrutando de tan preciado espacio en el que continuar descubriendo verdaderas maravillas.

Un millón de gracias a Anabel de Fieltromanía y a Marta de El Jardín de Lulaila por su disposición para realizar este reportaje. Es un verdadero honor contar con personas tan valiosas y especiales como vosotras.

Y gracias a Macarena, por contarnos su historia con Anabel. No me he podido resistir a relfejarla también en este reportaje.

* Las fotos de los collares en fieltro son de Marilú, la descubrí ayer mismo buscando información sobre la historia del fieltro y me enamoré de todo lo que hace. Aquí podeis ver sus trabajos y comprarlos. Yo no pude resistirme al collar de mariposas azul!

publicidad

Leave a Reply