Pip Pop, dos hermanas con mucho talento

Anuncios patrocinados


Escrita por el 10 de mayo de 2008. En Reportajes.

Pip Pop son Elena y Cristina. Las descubrí hace casi un año en una edición del showroom Nobel Clandestino y desde entonces no he dejado de seguirles la pista. Sus broches minidolls me sedujeron al instante y no dudé en hacerme con un par de ellos, que me han acompañado durante todos estos meses.

Ellas fueron mi primer contacto con los broches de fieltro así que tengo especial cariño a su trabajo. Por fin, una tarde de abril pude conocerlas. Sentadas en el Café Central de la plaza de Bilbao hablamos durante un par de horas y me dejaron asombrada con su simpatía y su especial talento para la artesanía. Estas chicas rebosan arte e imaginación.

Elena y Cristina son de un pequeño pueblo de Toledo. Elena tiene 31 años, vive en Madrid y trabaja como creativa para una agencia de publicidad. Cristina tiene 27, estudia para sacar unas oposiciones y pronto se trasladará a la capital con su hermana. Crecieron entre hilos, telas y la máquina de coser de su madre, y desde su más tierna infancia sintieron especial atracción por la costura y otras manualidades.

Pronto se dieron cuenta de las enormes posibilidades que les ofrecía la artesanía y decidieron aprovechar su especial talento para confeccionar originales regalos a sus familiares y amigos. Con el tiempo, las creaciones de estas dos hermanas se han convertido en una tradición familiar que se repite en cumpleaños, navidades y otras ocasiones especiales y que todos aguardan con mucha ilusión. Fue precisamente esta espectacular acogida por parte de su entorno más cercano lo que las animó a dar a conocer al mundo su trabajo.


Llevan algo más de un año con su firma Pip Pop y la aceptación ha sido fantástica. Han participado en las últimas tres ediciones del showroom Nobel Clandestino y allí han enamorado a todos con sus originales y preciosas creaciones.

Elena trabaja con el fieltro y Cristina con el ganchillo, ambas se combinan a la perfección y cada una en su especialidad confeccionan auténticas maravillas.


Su artículo estrella son los broches minidolls, entrañables cabecitas de muñecas hechas en fieltro. Elena es la creadora de estas preciosidades, que tarda unas dos horas en realizar. Para ella, confeccionar estas graciosas muñequitas es una auténtica vía de liberación de la rutina diaria, se ha transformado en una actividad necesaria en su día a día que le ayuda a relajarse y a dejar volar su imaginación.

Elena dibujaba muñecas desde hace mucho tiempo, sus cuadernos han sido testigo durante años de estas muñequitas de cabeza redonda, pelo engalanado y grandes ojos de mirada seductora. Fue su jefe en la agencia de publicidad quien propuso encontrar alguna aplicación para ellas, y de ahí surgió la idea de pasar esos dibujos a broches de fieltro.

Desde su primera muñeca Elena ha ido aprendiendo, evolucionando y perfeccionando su técnica. Hoy, las minidolls son piezas de acabados perfectos y duraderos, cuidadas hasta el más mínimo detalle.


Todo el fieltro de los broches va cosido a mano para garantizar su durabilidad y acabado profesional. Con el fieltro Elena combina además todo tipo de materiales: lentejuelas, bolitas, cuentas, lana, perlitas, horquillas, botones… que confieren a estas muñequitas un aspecto muy coqueto y femenino.

Una de sus propuestas más interesantes y que más éxito tiene son las minidolls personalizadas. Si les envías una foto por correo electrónico Pip Pop te diseña una minidoll a tu imagen y semejanza. Resulta increíble pero Elena logra que la muñeca realmente se parezca a la persona en cuestión, y lo sé porque en nuestro encuentro cada una llevamos nuestro broche minidoll para reconocernos. Ellas llevaban su propia minidoll personalizada y doy fe de que eran realmente parecidas.
Una minidoll personalizada es, sin lugar a dudas, un
regalo originalísimo con el que sorprender gratamente a nuestros amigos y seres queridos.


En Pip Pop también hacen minidolls por encargo para eventos especiales, las que más éxito tienen son las que confeccionan para recién casados y bebés, que se convierten en un detalle ideal para tan señaladas ocasiones.

Además de las minidolls, con fieltro Elena hace también todo tipo de broches con formas divertidas: helados, caramelos, huevos fritos, fresas….. y originales anillos. El fieltro es un material muy versátil y manejable que, en manos de alguien tan talentoso como Elena, revela auténticas joyas.

Cristina por su parte es especialista en ganchillo. Desde que su madre le enseñó a utilizar las agujas se ha hecho una auténtica experta. Con mucha frecuencia, las generaciones más jóvenes hemos asociado el ganchillo con algo perteneciente a otra época, arcaico y pasado de moda. Sin embargo, en los últimos tiempos todas estas técnicas artesanales viven un auténtico resurgir y el ganchillo no está siendo menos.

Con lana e hilo de algodón se consiguen tejidos preciosos muy alejados de los omnipresentes tapetes blancos de las casas de nuestras abuelas. El ganchillo es hoy un arte que seduce a mucha gente joven porque permite confeccionar un sinfín de objetos bonitos. Basta mencionar una de las modas revelación de la temporada, el amigurumi, que no es otra cosa que la técnica japonesa del ganchillo.

Cristina empezó tejiendo con ganchillo todo tipo de objetos para ella y sus amigas: guantes, bufandas, fundas para el móvil, bolsos…y aún continúa haciéndolo pues ha descubierto lo práctico y versátil que resulta este tejido. Para Pip Pop hace marcapáginas, gargantillas, broches, boinas, bufandas…y hasta bolsos.


Los broches románticos, en ganchillo, fueron su apuesta de la colección de invierno 2007 y tuvieron muy buena aceptación en el último Nobel Clandestino. Son elegantes y discretos y combinan de maravilla con abrigos y prendas invernales.

Entre las novedades Pip Pop para la colección de primavera verano 2008 destacan los broches magazine confeccionados en ganchillo con hilo de algodón, recortes de revistas y botones, lazos, lentejuelas, fieltro… materiales que se unen componiendo un original collage.

En nuestro encuentro tuvieron el detalle de regalarme uno y yo ya les he encargado otro que me enamoró nada más verlo, el de Audrey Hepburn.


Podeis encontrar todo el catálogo de Pip Pop en su blog, y comprar todo lo que os guste a través del correo electrónico. Desde finales de mayo Pip Pop también está presente en La Intrusa (c/Corredera Baja de San Pablo, 47), uno de los locales que permanecen abiertos de la Okupación Creativa en Triball.

Durante la entrevista Elena y Cristina me descubrieron una de sus más queridas aficiones: son auténticas fans de las muñecas blythe, todo un fenómeno entre jóvenes y no tan jóvenes. Estas muñecas americanas de los años 70 apenas tuvieron éxito y fueron retiradas del mercado. Hace muy poco tiempo la fotógrafa Gina Garan las utilizó en una serie de fotografías y desde entonces causan auténtico furor. No se venden aún en España, pero gracias a ebay se pueden comprar en Japón por unos 70 euros.

Elena y Cristina comenzaron haciendo vestidos para sus propias muñecas y, una vez más, el resultado fue tan exitoso que están a punto de emprender un nuevo proyecto que las llevará a diseñar una línea de ropa para muñecas blythe. Estad atentas a su blog que en breve comenzarán a estar disponibles los trajecitos en fieltro y ganchillo.

Estoy segura que van a ser un enorme éxito pues ambas son unas auténticas artistas con un talento muy especial.

Muchas gracias de corazón a Elena y Cristina por contarme tantas cosas e implicarse tanto en esta entrevista. Fue maravilloso conoceros. Os deseo lo mejor con Pip Pop y estoy segura de que el futuro va a estar lleno de éxitos.

 

Etiquetas:

- broches de ganchillo originales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>