De shopping en Nueva York (II): los secretos de Manhattan

Anuncios patrocinados


Escrita por el 26 de noviembre de 2008. En Reportajes.

DSC04569.jpg

Nueva York es la ciudad perfecta para encontrar ropa vintage y de segunda mano. Aunque en España no estamos demasiado acostumbrados y nos cuesta un poco salir del concepto de ropa usada y sus connotaciones negativas, en otras ciudades de Europa (como París, Londres o Praga) y en Nueva York, se trata de una tendencia cada vez más implantada y que suma progresivamente nuevos adeptos.

Entre las más famosas tiendas vintage de Manhattan se encuentra INA, en la que se vendieron los vestidos que llevaron las cuatro actrices de Sexo en Nueva York a los pocos meses de finalizar la mítica serie. Al parecer las colas fueron antológicas, cientos de fans se acercaron hasta la tienda de Prince street y hubo quienes hicieron noche en la puerta para lograr hacerse con una de tan preciadas prendas. INA tiene varios locales repartidos por la ciudad, mi preferido es la que está en el número 15 de Bleecker steet. Aquí se puede encontrar ropa de firmas tan prestigiosas como Prada, Luella, Marc Jacobs, Chanel, Dior… Los precios son altos pero asequibles, al menos en mayor medida que los originales, de manera que es relativamente posible tener un vestido de firma en el armario.


Otra de las tiendas vintage que merecen la pena es Zachary’s Smile, famosa por ser una de las preferidas de Sarah Jessica Parker. Hay dos tiendas, una en el número 9 de Greenwich Avenue y la otra en el 317 de Lafayette street (entre Bleecker y Houston). Ropa, zapatos y accesorios que parecen sacados del armario de la abuela; aquí se puede encontrar tanto un vestido de 1940 como unas botas de los ochenta. Frente a otras tiendas como INA, aquí no se encuentran grandes firmas, pero se nota y agradece en los precios. Hay que rebuscar mucho, pero se terminan encontrando verdaderas joyas. Lo mejor de la tienda es que tienen un taller propio en el que reciclan y rehacen (remake/remodel) prendas antiguas y las convierten en modelos únicos y exclusivos.


Pero si hay una zona de ropa vintage por excelencia es el Lower East Side. Al este del Soho, las calles Rivington, Orchard, Ludlow, Essex y Norfolk están llenas de tiendas de este estilo en las que perderse horas y horas. Es un barrio con mucho encanto, poco frecuentado por turistas. Víctima durante mucho tiempo de la mala reputación, ha acogido oleadas de inmigrantes a lo largo de los años, sobre todo hispanos y judíos. La interesante mezcla de culturas le ha otorgado un enorme atractivo y en la actualidad es uno de los barrios más de moda en Manhattan, fundamentalmente en lo que se refiere a ambiente nocturno, con aires bohemios y alternativos.


De todas las tiendas de la zona me quedo con
Narnia (161 Rivington street). Es cara pero tiene auténticas maravillas, sobre todo en lo que a calzado se refiere. Una boutique pequeña, ordenada y con ropa fantástica. La tienda merece la pena porque es preciosa, coqueta y con un aire retro en su decoración que la convierte en un lugar lleno de magia y encanto. La mayoría de las tiendas de vintage de la ciudad suelen ser enormes y algo abrumadoras, así que se agradece poder entrar en una tienda pequeña, cálida y con una dependienta de lo más amable.

También en el Soho y en Greenwich Village se encuentran muchas tiendas de ropa vintage y de segunda mano. En realidad, caminando por la ciudad es fácil dar con decenas de tiendas de este tipo; Nueva York es un paraíso para los amantes de la ropa vintage y retro. Tiempo y ganas es lo único que se necesita para encontrar grandes piezas.

Pero la mejor tienda de ropa vintage y de segunda mano de Nueva York no está en Manhattan, sino en Brooklyn. Beacon´s Closet es un diamante que descubrí en una de mis primeras visitas a la ciudad y que he mantenido en secreto durante años. Cada vez que viajo Nueva York reservo un día para acercarme a esta maravilla de tienda ubicada en la zona de Williamsburg, uno de los barrios más interesantes de Brooklyn, de ambiente bohemio y lleno de artistas.
La tienda combina dos factores imprescindibles: ropa de firma a precios bajísimos. El problema de la mayoría de las tiendas vintage de la ciudad son los elevados precios. Aquí, en cambio, está todo baratísimo y se encuentran fantásticas gangas. Betsey Johnson, Steven Madden, Armani, Marc Jacobs, BCBG, Luella, J.Crew, Manolo Blahnik, Salvatore Ferragamo, Dolce&Gabanna, Prada… son algunas de las firmas de primera categoría que se pueden ver aquí. También ropa de Custo, Fornarina, Miss Sixty, Forever 21, Zara, H&M, Camper… Todo en perfecto estado, muchas veces con las etiquetas.

La tienda se ubica en el número 88 de la 11th Avenida, en una nave industrial de enormes proporciones que necesita de muchas horas para recorrerla con detenimiento. Por suerte, todo está muy bien ordenado por prendas y colores de manera que la búsqueda se hace muy sencilla y agradable.

A lo largo de estos años en los que Beacon’s Closet forma parte ineludible de mi visita a la ciudad he encontrado algunos de los mejores chollos de la historia de mi armario: Steve Madden, Camper, Custo, Marc Jacobs, Paul & Joe, BCBG, Betsy Johnson… y un larguísimo etcétera que hacen de esta tienda un sueño hecho realidad.


Beacon’s Closet ha abierto otra sucursal en la zona de Park Slope (92 5th Ave). La nueva tienda es más pequeña pero está igualmente llena de chollos. Merece la pena acercarse para pasear por aquí. Aunque la mayoría de los turistas que viajan a Nueva York se quedan en Manhattan, es interesante moverse hacia otros barrios, y entre todos Brooklyn es el que más encanto tiene. Además del museo de Brooklyn, el Jardín botánico y Prospect Park, tres imprescindibles, la 5th Avenue de Brooklyn, llena de pequeñas tiendecitas de ropa, regalos y delicatessen.

Si finalmente decidís acercaros a esta zona, aprovechad a descansar en The Chocolate Room (86 5th Ave) y tomar un delicioso chocolate caliente o un batido acompañado de alguna de las tartas, muffins, brownies, copas de helado… que ofrecen. Todo elaborado allí mismo, de forma completamente casera. Un paraíso para los amantes del chocolate. Un local pequeño y muy acogedor en el que tomarse algo tranquilamente o comprar para llevar alguna de las exquisiteces que venden.

En el Soho se abren dos tiendas de Custo Barcelona. Puede parecer, a priori, paradójico cruzar el charco para terminar en casa, pero lo cierto es que los fans de la firma catalana tienen aquí la oportunidad de ahorrar entre 30 y 100 euros. Contando con las sales (rebajas) continuas y el cambio de divisa, la transacción merece la pena.

Custo tiene ya dos tiendas en Manhattan, ambas en la zona del Soho (347 Broome street y 145 Spring street). Yo siempre le hago una visita e irremediablemente siempre salgo con dos bolsas en cada mano. En este último viaje conseguí un abrigo precioso que en España cuesta la friolera suma de 291 euros por 180 y un minivestido de 99 a 65.

Otra tienda de visita obligada en un viaje a Nueva York es Urban Outfitters, con varias sucursales desperdigadas por la ciudad. En Broadway, a la altura de Prince Street abre una de las más grandes. Ropa con aires retro, muy original y a precios no demasiado elevados. Además de ropa y calzado, Urban Outfitters ofrece libros, objetos de decoración y papelería… en concepto de tienda muy habitual en la ciudad, en el que se unen diferentes espacios en uno solo. Geniales los vaqueros, botas muy originales, vestidos tipo romántico y campero,con aires vintage, y, como siempre, una enorme sección outlet en la que revolver hasta encontrar buenos chollos.

Ideal para encontrar regalos es la tienda de la marca francesa Pylones (69 Spring st), que se puede encontrar ya en algunas tiendas de Madrid pero siempre productos aislados. Aquí la oferta es brutal. La firma es francesa pero está triunfando en todo el mundo con sus objetos de diseño coloristas e infantiles, con toques naif y poperos. Objetos de cocina y baño, utensilios de todo tipo, complementos, bolsos, tostadoras, cubiertos, pinzas, tijeras, paraguas, bolígrafos, cepillos… reinventados de manera original y divertida. Pylones tiene varias tiendas más repartidas por toda la ciudad que llaman la atención del paseante por su luminosidad y su impresionante arcoiris de color.

Regalos originales y singulares se pueden encontrar también unos números más abajo en la MoMa Design Store (81 Spring st), especializada en todo tipo de objetos de diseño. La tienda del famoso museo neoyorquino de arte moderno, el MoMa, tiene una sucursal en pleno Soho cuya planta a pie de calle está repleta de interesantes objetos de regalo con una gama de precios muy amplia, mientras que el sótano está reservado a libros de arte y diseño.

Cuando pases por Spring street aprovecha a visitar Rice to Riches (37 Spring st), un peculiar local en el que degustar arroz con leche de todos los sabores. No apto para dietas, pero riquísimo. Boles de diferentes tamaños (recuerda que en Estado Unidos consideran pequeño lo que para nosotros es grande) en los que combinar uno o dos sabores: chocolate, coco, nutella, fresa… Para tomar allí o para llevar. Una delicia.

Uno de los grandes atractivos turísticos de la ciudad en cuanto a shopping son las tiendas de Marc by Marc Jacobs. El famoso diseñador tiene una segunda línea más econónica cuyas tiendas están ubicadas en tres locales de Bleecker steeet, en pleno Greenwich Village, dos de ellas con ropa de mujer y accesorios y la tercera para hombre. Aquí se pueden encontrar vestidos, faldas, camisetas, carteras, bolsos, shopping bags, llaveros, botas de agua, bufandas, guantes… a precios de escándalo si se comparan con su línea de ropa normal. Si os toca lluvia o nieve nada mejor que unas botas de agua como estas que me compré en febrero.


La tienda suele estar siempre llena, así que lo mejor es ir entre semana y aprovechar a comer una deliciosa cup cake en Magnolia Bakery (401 Bleecker street), una de las pastelerías más famosas de la ciudad (acaba de abrir nueva sucursal en Midtown pero merece la pena esta, más familiar y artesanal). La fama de estas magdalenas, que Carrie Bradshaw terminó por lanzar al estrellato cuando apareció en uno de los capítulos de la serie devorando una, está plenamente justificada. Los fines de semana hay colas interminables pero entre semana no hay ningún problema para hacerse con una (o varias) y tómárselas tranquilamente sentado en el pequeño parque de enfrente.

En Bleecker street, junto a Ina, Marc by Marc Jacobs y Magnolia Bakery, podéis acercaros a Olive & Bette’s (384 Bleecker st), una joyita que también se encuentra en Soho (158 Spring st) y en otras zonas de Manhattan. Decorada en tono rosa chicle es el lugar ideal para encontrar ropa de diseñadores de Los Angeles y Nueva York como Michael Star, James Perse, Autum Cashemere, Nanette Lepore, Jefrey Campbell.. Es cara pero siempre queda recurrir al outlet. De allí me llevé en este último viaje un vestido precioso de Ella Moss, la firma de la joven diseñadora Pamella Protzel ue se hizo famosa porque diseñó un par de prendas para Carrie Bradshaw en SATC. Además de ropa y calzado, en Olive & Bettes tienen montones de accesorios, botas de agua, calcetines, bufandas, gorros…

Las calles de Nueva York están llenas de pequeñas tiendas de decoración, papelería y otros objetos de regalo que sorprenden al turista por el gusto de los escaparates. En estas tiendas se venden los objetos más variados, todo precioso y originalísimo. Una de las más interesantes es Mxyplyzyk en el número 125 de Greenwich Ave (se pronuncia Mix-ee-pliz-ik). Aquí se pueden comprar peluches hechos a mano con calcetines y guantes, cabezas de rinoceronte y ciervo en placas de cartón reciclado montar uno mismo… además de papel de carta y sobres de todos los colores, estampados y tamaños, libros de manualidades…


También tiene tienda en Nueva York la firma californiana Paul Frank (195 Mulberry street) famosa por su línea de camisetas, pijamas y ropa interior con el mono Julius y su pandilla.

Además de la ropa, también hay mochilas, bolsos, tazas… Julius&Friends ha conquistado el mercado internacional, aunque en España aún tenemos que conformarnos con lo poco que llega a tiendas multimarca. Diseños divertidos y llenos de color, claramente infantiles que se serigrafían en todo tipo de prendas dándoles un toque personal y muy reconocible.

En Nueva York, a diferencia de España, las rebajas son constantes, siempre hay descuentos y espacios outlet en las tiendas sea la época del año que sea. De todas las firmas comerciales que se pueden encontrar en la ciudad siento especial debilidad por BCBG, del diseñador Max Azria. En las tiendas BCBG, repartidas también por toda la ciudad, siempre se encuentran verdaderas gangas.

Descuentos de hasta el 70% además de ser más barata que en España. En Madrid abrió hace unos años una tienda en la calle Velázquez, a precios algo abusivos, difíciles de permitir. Esta es una oportunidad única, y lo cierto es que siempre se sale con alguna prenda de esta firma que ha hecho famosa en España la presentadora Patricia Conde. Se trata en su mayoría de vestidos de fiesta, con aires románticos, ideales para bodas o para ocasiones especiales.

Hasta aquí la ruta de shoping que propone Con dos bolsas en cada mano. Nueva York está llena de tiendas interesantes en las que perderse y estas son sólo algunas de ellas. Ahora solo queda animarse a coger un avión y volar hacia la ciudad más fashion del planeta.

Etiquetas:

- SHOPPING EN NUEVA YORK - ropa al por mayor en new york mostrar direciones - objetos de segunda mano para bender en quees NY - tiendas de segunda mano en nueva york - tiendas de vestidos de fiesta en manhattan - las mejores tiendas de segunda mano en new york

1 Comentario a De shopping en Nueva York (II): los secretos de Manhattan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>