Invictas, el arte de pintar zapatillas

Anuncios patrocinados


Escrita por el 4 de mayo de 2009. En Reportajes.

invictas12.jpg

.
Fue uno de mis descubrimientos de Mercados de domingo, la feria de jóvenes diseñadores que organizó El Anticafé las pasadas navidades, y desde entonces le he podido seguir la pista a través de su blog. María Garat lleva ya dos años pintando zapatillas Victoria por encargo a través de internet. Sus originales diseños, todos únicos y salidos directamente de su imaginación, despiden grandes dosis de humor, frescura y color; con unas zapatillas Invictas en tus pies es muy difícil pasar desapercibido. Ahora que llega el buen tiempo no hay mejor momento para lucir unas zapatillas pintadas a mano; el handmade ha llegado también al calzado de la mano de esta joven ilustradora.

Desde que hace un par de años las clásicas zapatillas Victoria que calzamos todos los niños de los ochenta regresaran con fuerza al mercado han sido muchas las ideas artesanales que han surgido en torno a ellas. El material con que están confeccionadas ha propiciado que muchos ilustradores se lancen a decorarlas a su gusto con resultados espectaculares. María Garat es una de esas personas que ha aprovechado su talento natural para el dibujo con pincel para dar vida a las zapatillas y convertirlas en auténticas piezas de arte, únicas y originales. La zapatilla Victoria se convierte en sus manos en un lienzo sobre el que expresar toda su creatividad e imaginación.

“La verdad es que suena fatal pero la idea no fue mía” reconoce María entre risas. Todo empezó el verano de 2007 cuando pasaba las vacaciones en Ferrol. Aquel mes de agosto su amiga Alejandra encontró por internet unas fotos de zapatillas pintadas a mano. Para combatir la desidia propia del final de las vacaciones y divertirse un poco, siempre dispuestas a probar cosas nuevas, se animaron a comprarse cada una un par de zapatillas Victoria y quedaron una tarde para pintarlas. Pasaron varias horas decorando sus zapatillas hasta que quedaron satisfechas con el resultado y cuando se las pusieron y salieron con ellas a la calle comprobaron sorprendidas que tenían muchísimo éxito; todo el mundo que las veía quería unas. En las semanas que siguieron sus amigos y familiares decidieron encargarles zapatillas, ninguno quería quedar sin ellas así que pasaron el resto del verano pintando sin parar para satisfacer todos los encargos que les hacían.

Cuando acabó el verano y regresaron a Madrid, donde ambas amigas estudian, Alejandra decidió dejarlo y María continuó sola. Optó por abrir un fotolog en internet para enseñar sus creaciones y animar a la gente a encargarle zapatillas personalizadas. Pero con la llegada del invierno los pedidos disminuyeron mucho, lo que sumado al tiempo que le demandaban sus estudios, terminó por desanimarla y dejó todo en stand by. No fue hasta el verano siguiente cuando por fin se animó a retomarlo en serio. Regresó a fotolog y la vuelta fue un éxito. Un chico le pidió unas zapatillas inspiradas en la ciudad de Nueva York y desde ese momento empezaron a llegar muchos pedidos. Animada con la fantástica acogida decidió abrir un blog y a partir de su entrada en la bloggosfera los pedidos fueron aumentando cada vez más. Desde entonces María se ha centrado en el blog y desde este pequeño escaparate al mundo continúa recibiendo numerosos encargos.

Con el tiempo Invictas ha ido ampliando su abanico de modelos, y en la actualidad María no solo pinta zapatillas Victoria (aunque siguen siendo el modelo estrella) sino también Converse, Kawasaki y Vans. También ha probado con bailarinas y zapatos de tacón.

A María le encanta probar cosas nuevas y experimentar sobre diferentes materiales. Precisamente uno de sus proyectos más inmediatos es explotar las posibilidades de pintar sobre cuero, por lo que está buscando el modelo de zapatos ideal para hacerlo. Tras varios meses de experimentación ha logrado que el cuero absorba perfectamente la pintura consiguiendo que aunque el material se doble al caminar la pintura no se agriete. En breve podremos disfrutar de los nuevos modelos en su blog.

Pero además de zapatos, María pretende ir ampliando el catálogo de Invictas y para ello ya se encuentra trabajando sobre otros soportes como gorras y carteras.

María trabaja sobre boceto. Nunca se separa de su cuaderno en el que plasma todas las ideas que le van viniendo a la cabeza. Muchos modelos nacen de su imaginación y otros van cobrando vida a partir de ideas que la gente le pide. A María le encanta que la gente le pida lo que quiera, el reto de plasmar sobre unas zapatillas la idea abstracta de una persona es algo que le fascina. “Me gusta mucho cuando me pidan cosas nuevas”. Cuando no trabaja por encargo y se le ocurre alguna idea que cree que puede funcionar cuelga el boceto en su blog, y para a ser una “idea sin dueño” lista para que alguien la “adopte”.

De todos los modelos de zapatillas que ha pintado a lo largo de estos dos años María tiene algunas preferencias: “las de Mario Bros me encantan y llaman mucho la atención. También tengo debilidad por las Chinesque, que además son de todas las que he hecho las que mejor me han quedado, estoy muy orgullosa de ellas. Las entregué en mano, para un chico que las encargó como regalo sorpresa a su novia y se quedó contentísimo con el resultado”.

Las zapatillas que más éxito tienen son las de Nueva York, ha hecho muchos modelos. También ha dibujado zapatillas inspiradas en Londres y en París y ahora planea pintar unas inspiradas en Madrid. Aunque la mayoría de sus clientas son chicas, también contactan con ella muchos chicos que le encargan zapatillas para regalar a su novia.

Además, también pinta zapatillas para niños pequeños.

María reconoce que pintar zapatillas ha cambiado su manera de ver las cosas. “No soy capaz de mirar a una persona a los ojos, tengo que estar todo el tiempo mirándole los zapatos”. Mientras va caminando por la calle mira los zapatos de la gente todo el rato, “es como una adicción” reconoce riendo. “Cuando veo un zapato ya empiezo a pensar en cómo pintarlo”. Durante los dos años que María ha estado pintando zapatillas siente que ha aprendido muchísimo. Ante todo, una lección le ha quedado clara: que nada es tan difícil como parece u que nada es imposible; todo se consigue con esfuerzo y perseverancia. Además, reconoce que esta experiencia le ha abierto los ojos “a un mundo que antes no tenía ni idea de que existía y ahora me encanta: el mundo de internet, la cantidad de ilustradores y diseñadores maravillosos que hay en la bloggosfera, la posibilidad de venta por internet…”

Los diseños de Invictas encandilan fácilmente por su colorido y ese entrañable aire infantil que María da a todos sus dibujos. Pero María también tiene la capacidad de amoldarse a otro tipo de dibujos más rotundos y sobrios en función de los gustos del cliente, aunque sus zapatillas nunca pierden ese optimismo y esa felicidad que siempre rebosan, el mismo entusiasmo y vitalidad que ella misma transmite como persona nada más conocerla. Seguramente por eso casi toda su clientela son chicas. También ha hecho modelos para chicos, aunque en estos casos necesita mucha más dirección por parte de ellos, para amoldarse a sus gustos.

Si hay algo que María ha aprendido en este tiempo es que el proceso de encargo de zapatillas debe ser lo más claro y sencillo posible para dar facilidades y confianza al cliente. Por esta razón ha elaborado una lista de preguntas frecuentes que den una idea de cómo trabaja y cómo es el proceso desde que alguien encarga unas zapatillas hasta que las recibe en casa.

¿Cómo se puede hacer un pedido? ¡Muy sencillo! Simplemente envía un correo a invictas.and.co@gmail.com y describe tu idea para unas zapatillas. Si es necesario se te hará un boceto al que deberás darle el visto bueno para confirmar tu pedido, o pedir una corrección. Lo mismo pasa con las gorras. Cuando tu idea ya haya sido elaborada y quieras confirmar el pedido, tendrás que mandarnos estos datos: nombre y domicilio completo (para el envío del paquete), talla y color de tus zapatillas. También deberás proceder al pago del encargo.

¿Qué precio tienen tus productos? El precio varía según el modelo de zapatillas que quieras: Converse: 100€ las originales, y 55€ la “versión económica”. Victorias: 50€ (sólo originales). Para gorras: todos los modelos cuestan 33€, independientemente de la dificultad. A esto han de añadirse los gastos de envío (5€).

¿Y cómo debo hacer para el pago? Cuando te hayas decidido por un diseño y lo hayas confirmado, deberás ingresar el importe en una cuenta que te facilitaré para ello, con tu nombre en el concepto. En cuanto se haga efectivo el ingreso se pondrá en marcha todo el proceso, ¡y tus zapatillas estarán listas en un par de días!

Cuando ya esté confirmado, ¿cuánto tiempo tardas en hacer las zapatillas?
Las zapatillas no empiezan a hacerse hasta que no se ha efectuado el pago. Pero en cuanto sea así, las zapatillas se hacen en tan solo un par de días, siendo enviadas inmediatamente después. Finalmente, en unos 5 o 6 días hábiles el paquete llegará a tu casa.

¿Se pueden pedir otros modelos? Vans, Kawasakis… ¡Por supuesto! Depende del tipo de calzado, pero en Invictas & Co somos pro-innovación.

¿Hasta que punto son personalizadas las zapatillas? Los modelos son todos únicos. Ya sea por un diseño exclusivo o por la diferenciación de algún detalle. El caso es que cada cliente tenga unas zapatillas 100% a su gusto, con lo que puede pedir algo totalmente nuevo, algo anterior pero con alguna modificación ó uno de los bocetos sin dueño que puedes ver en esta página. Las sugerencias son siempre bien recibidas, pero a la hora de la puesta en marcha en el boceto, esas ideas serán representadas con el estilo de Invictas & Co.

¿La pintura es resistente? Totalmente. Las pinturas son especiales para tela y resisten el lavado. Y por si fuera poco, llevan un spray fijador que protege la pintura de la humedad y el polvo. Si las tratas bien, tus Invictas deberían durar tanto como unas Victorias normales.

María estudia Publicidad en Madrid, a donde se trasladó desde Ferrol y donde vive desde hace varios años. Su vocación artística le viene de familia: su padre es un escultor y pintor excepcional y su madre una costurera fantástica. En su familia son muchos hermanos y todos han heredado de una forma u otra la vena artística, algunos pintan e incluso tiene una hermana que diseña y confecciona ropa. La formación artística de María es autodidacta, la creatividad corre por sus venas. Además, María pasó un año viviendo en Estados Unidos donde a cambio de unas clases de español pudo asistir a clases de arte en un College, lo que supuso una experiencia muy enriquecedora y en la que aprendió muchísimo.

Mercados de domingo fue la primera vez que participó en una feria y la experiencia fue muy satisfactoria, sobre todo por la gente fantástica que conoció. El buen sabor de boca la ha animado a participar en otra feria de jóvenes diseñadores. Invictas estará presente en el próximo Nomada Market que dará comienzo este jueves 9 de mayo. Así que si queréis ver sus creaciones en directo no hay mejor oportunidad que ésta, acercaos a La Boca del Lobo (c/Argumosa, 11) para conocer su trabajo y el de los casi treinta diseñadores que la acompañarán.

Conociendo mi fascinación por la ciudad de Nueva York, María tuvo el detallazo de regalarme estas preciosidades, ¿a que son geniales?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>