SHARE

Japón es un foco de influencias de lo más originales y curiosas. La última en llegar a España se llama Washi Tape y tiene enloquecidas a las crafties y amantes de la papelería. Esta cinta adhesiva de papel de arroz, cuyos orígenes se remontan a principios del siglo XX, era utilizada por talleres de coches y constructoras. Solo a partir de 2006 comienza a fabricarse para uso público y su exitosa acogida ha llevado a que hoy en día se comercialice en cientos de colores y estampados. La cinta Washi Tape se corta con las manos, se puede reutilizar innumerables veces, y con ella se puede decorar todo lo que a uno se le ocurra.






Efectivamente, con Washi Tape se pueden decorar infinidad de cosas: desde cuadernos y agendas, hasta pinzas para la ropa, perchas, botes de cristal o paredes (como hemos hecho en Soufflé). Uno de sus usos más interesantes es la paquetería; con un poquito de Washi Tape y mucha creatividad se pueden hacer unos envoltorios maravillosos que darán exclusividad y originalidad a cualquier regalo que uno haga.











¡Deja volar tu imaginación y ponte a washitapear!

Si tú también has sucumbido a la fiebre del washi tape puedes encontrar un montón de rollos con colores y estampados preciosos en Soufflé (c/Padilla, 33, metro Núñez de Balboa. Madrid) y también en nuestra tienda online (envíos a toda España por mensajería).


¡Y si eres un adicto a la cinta washi tape no te pierdas mi nuevo tumbrl WASHITAPEMANIA!

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA