Desmaquillantes y correctores

Los desmaquillantes y correctores son dos de los productos imprescindibles con los que debes contar en tu kit de cuidado facial y maquillaje. Por un lado, los productos desmaquillantes son imprescindibles para eliminar cualquier residuo de maquillaje o suciedad que quede en la cara, manteniendo de este modo los poros perfectamente limpios y la piel oxigenada. 

Los correctores, por su parte, realizan la labor de tratar las pequeñas imperfecciones de la cara, consiguiendo mantenerla más unificada y con un aspecto mejorado. 

Es importante elegir correctamente ambos productos para garantizar el cuidado de la piel y el mejor resultado a la hora de aplicar el maquillaje.

Compra el mejor producto y toma la decisión correcta

Toallitas desmaquillantes

Las 10 mejores toallitas desmaquillantes de 2019

Las toallitas desmaquillantes son uno de los productos de belleza que cada vez utilizan mayor número de mujeres. La comodidad de poder limpiar el rostro de restos de maquillaje e impurezas acumuladas a lo largo del día, como ...



Opiniones y análisis

Los productos desmaquillantes son necesarios para, tras una jornada en la que la piel ha sido maquillada y se le han aplicado diferentes productos, limpiarla de todo rastro así como de la posible suciedad que haya quedado atrapada. Al mantener la piel correctamente limpia, no solamente evitarás la aparición de los temidos puntos negros o los granitos, sino que además conseguirás que los poros queden limpios y tu piel se oxigene manteniendo así un aspecto cuidado y radiante. Existen diferentes tipos de desmaquillantes:

  • Por un lado encontrarás los desmaquillantes con agua micelar. Esta sustancia se encarga de captar, como si de un imán se tratara, la suciedad o restos de maquillaje que se han acumulado con el paso del día. Puedes encontrar el agua micelar en muchos tipos de desmaquillantes como son las toallitas o los desmaquillantes líquidos o en gel.
  • Los geles y espumas son otro tipo de desmaquillante no solamente actúan eliminando el maquillaje y la suciedad sino que además contienen agentes hidratantes que se encargan de nutrir la piel e incluso evitar la aparición de granitos  o agentes calmantes para pieles secas y sensibles

En cuanto a los correctores, estos son muy importantes a la hora de maquillarse ya que ayudan a disimular imperfecciones del rostro tales como ojeras, granitos, rojeces, manchas, pecas... Existen diferentes tipos de correctores:

  • Correctores en barra: especialmente pensados para las pieles más jóvenes y tersas ya que se deslizan sin dificultad consiguiendo un resultado más uniforme
  • Correctores cremosos: son adecuados para pieles más maduras ya que no dejan residuos. Actúan especialmente bien en imperfecciones más visibles
  • Correctores líquidos: son muy fáciles de aplicar y se funden a la perfección con la piel siempre y cuando las imperfecciones no sean muy notables

Además, a la hora de usar un corrector hay que tener en cuenta la tonalidad, siendo la gama de tonos beiges la más adecuada para corregir y conseguir un acabado más natural

Como verás, tanto la elección de un desmaquillante como de un corrector dependerán en gran medida de las características de tu piel.