lunes, 30 de junio de 2008

El zoológico divertido de Iruneh


Conocí el trabajo de Noa en los míticos foros Vogue hace ya varios meses y desde entonces lo he seguido con muchísima atención. Los broches de Iruneh tienen algo muy especial, un carisma que los hace únicos a pesar de poder parecer, a priori, similares a otros. Similares porque comenzó confeccionándolos con fieltro, un material tan de moda que cada vez es más difícil encontrar creaciones verdaderamente originales.

Aun con este factor “en contra”, los broches de Iruneh sobresalen y se diferencian claramente de cualquier otro trabajo en esta línea, ¿cuál es su secreto?, ¿cómo ha logrado diseñar algo tan especial utilizando como base materiales e incluso patrones comunes?

Como muchos otros grandes artistas, Noa ha conseguido imprimir a sus creaciones un sello personal. Quien es capaz de tomar un material sobreexplotado y convertirlo, con su talento, con su imaginación y con sus manos, en algo completamente original y único, puede llamarse a sí mismo verdadero artista.

Noa nació en Vigo hace 28 años. Trabaja desde hace diez como administrativa, y hace a penas uno que ha sumado a su actividad principal la de creativa en sus ratos libres. Siempre tuvo buena mano para dibujar, sin embargo, más allá del dibujo, nunca pensó que pudiera haber en ella especial talento para la confección y la costura Hasta entonces apenas había tenido una aguja en la mano, y jamás pensé que coser pudiese entretenerme tanto”.


Los varios meses que llevo conociendo y entrevistando a jóvenes diseñadores me han enseñado que detrás de todo talento hay una buena carga de herencia familiar. Siempre aparece una abuela, una tía, una madre... en el árbol genealógico del artista con especial habilidad para la costura, el dibujo, el patronaje… A pesar de que hasta hace pocos meses Noa no había sentido la llamada del arte, no hay duda de que permanecía con ella desde el principio, adormecida pero presente en la herencia transmitida por su abuela, que fue modista y costurera.

Noa comenzó a confeccionar broches de fieltro el verano pasado, durante unas vacaciones aburridas en las que familiares y amigos estaban ocupados trabajando. Un estimulante horizonte de dos semanas libres de obligaciones laborales se abría ante ella pero no sabía en qué ocuparlo Así nació Iruneh, su firma de broches y complementos. “Lo que no sabía es que desde aquel momento… no iba a parar de coser”.

Se decantó por el fieltro como material base para sus creaciones porque es muy fácil de utilizar y da un toque muy tierno a los animalitos. Pero al acercarse la primavera tuvo que pensar en algo más fresco, y empezó a combinar el fieltro con tela. Muchas de las telas que usa son pequeños retales que le quedaron a su abuela de sus tiempos de modista. Cuando las termine será complicado volver a encontrarlas.

Noa ha montado su taller en el salón de casa, concretamente en el sofá.Es donde empecé haciendo mi primer broche de fieltro y donde a día de hoy continúo”. Ha colocado en la sala dos focos de 100w cada uno para que la vista se resienta lo menos posible, y se ha hecho con un baúl para guardar todo su material, aunque está a punto de quedarse pequeño. “Soy incapaz de pasar por delante de una mercería o tienda de abalorios y no entrar. Cada día vuelvo a casa con algo nuevo”.

Noa es una auténtica fan de Sr. y Sra. Pérez, una tienda que hace las delicidas de todos los artistas de Vigo. Además de comprar sus materiales aquí vende sus cosas junto a compañeros y ya amigos como Diego de Joyas de Papel y Lara de Miss Joyitas.

Dedica todo el tiempo que puede a sus creaciones, unas cuatro horas al día. “Por la noche después de terminar las tareas de la casa me “espatarro” en el sillón con la tele de fondo y aguja en mano”.

Su primer broche de fieltro fue un ratón, que aún conserva con mucho cariño y que le permite ser consciente de la enorme evolución que su trabajo ha sufrido en estos meses. Una muestra más de que sólo cuando el talento natural se combina con el esfuerzo persistente de la perseverancia, se obtienen resultados realmente valiosos. Tener la paciencia y la capacidad de trabajo para llevar a cabo esta evolución es otro de los factores que marca la diferencia y que convierte a las personas en artistas. No hay caso más claro que el de Noa, cuyos broches son a día de hoy ejemplo de una cuidadísima confección y un perfecto acabado.

A este primer ratón le siguieron un gato, un perro, una oveja y un oso… un koala, una vaca, un cerdito y un mono… “y es que los animalitos son mi pasión, adoro cualquier bichillo que tenga cuatro patas, solo hay que entrar en mi catálogo y ver que el de animales está un poquito más cargado que el resto”. Noa ha logrado ir más allá del material inerte del fieltro y otorgar vida y calor a su zoológico particular.

De todos sus animales el que más éxito tuvo fue el gato, del que habrá alrededor de quinientos, sino más, repartidos por España. Para confeccionarlo se inspiró en “Mío”, el gatito de Pucca, “que siempre me llamó la atención por lo tierno que es y los palos que recibe el pobre”. Poco a poco lo fue puliendo, y a día de hoy no se parece en nada al inicial, salvo en el lazo.

Incluso la mismísima Paula Echevarría, mujer estilosa donde las haya, llegó a lucir uno de sus broches de gato en una ocasión. La sorpresa de Noa al verlo en una revista del corazón (y de todo el foro Vogue cuando pudimos comprobarlo con nuestros propios ojos) fue mayúscula y aún no ha podido desvelarse el misterio de cómo llegó a sus manos.

Junto al gato viajaron también muchas ovejitas, ositos y perros, convirtiéndose los cuatro en los principales representantes de Iruneh y a los que tiene un cariño especial: el gato Luca, la oveja Duda, el osito Teddy y el perro Scott.

Pero en Iruneh no sólo hay animales. La variedad en los modelos de broche (que pueden convertirse en llavero o en chupetero a gusto de cada uno) es amplísima: frutas, nubes, flores, hadas, setas, calaveras, soles...

Iruneh se hizo conocida por sus broches y llaveros en fieltro, pero la mente despierta y creativa de Noa siguió funcionando. Desde hace unos meses ha ampliado la oferta a camisetas, bolsos y fulares. Esta nueva iniciativa ha sido un completo éxito y ya ha agotado varias veces los modelos que saca a la venta.

La idea de las camisetas surgió gracias a Yolanda, una amiga que tiene una empresa de diseño gráfico, DiKeSi, orientada al tema publicitario y en gran parte al textil. A día de hoy es ella quien realiza toda la labor de producción.

Que la camiseta y la impresión son de altísima calidad se puede afirmar sin ningún miedo a equivocarse. Después de numerosas pruebas, en las que fueron descartando diferentes modelos de camisetas e impresiones, dieron con la definitiva. Aún no estaba dicha, sin embargo, la última palabra: debía pasar la prueba de fuego. La metieron en la lavadora junto a toallas y trapos de cocina, con el dibujo hacia afuera y centrifugado a 1000rpm "es decir, desobedeciendo todas las instrucciones de lavado que indica la etiqueta". La camiseta aguantó el tipo y salió completamente intacta: Noa y Yolanda habían encontrado lo que buscaban.

En todo lo que diseña y confecciona Noa prima la calidad sobre cualquier interés comercial. Prueba, matiza, descarta, pule… y no descansa hasta que no da con el trabajo redondo. Sus precios increíblemente ajustados revelan que lo que realmente le importa es que la gente pueda disfrutar de sus creaciones y que queden plenamente satisfechos con ellas.

Noa lo tiene clarísimo “Si me preguntas si merece la pena tanto esfuerzo para poca ganancia te diré que SI sin dudarlo. Me lo paso genial diseñando, pensando en los nuevos modelos, combinando colores, y dejando servilletas de cafeterías, manteles de restaurantes y folios de la oficina plagaditos de bocetos”.

En la actualidad, Iruneh dispone de una web que Noa consiguió sacar adelante gracias a la inestimable ayuda de su novio Víctor. Dedicaron horas y horas al día durante más de un mes, pero el esfuerzo mereció la pena. www.iruneh.net es una web limpia, sencilla y directa por la que se navega con gran facilidad y en la que todo aparece perfectamente explicado. “A través de ella me llegan la mayoría de los pedidos, aunque también hay quien me escribe por el blog o a ciegas pidiendo el broche que llevaba su amiga”.

Iruneh va viento en popa. Noa trabaja sin descanso para hacer frente a la gran demanda de broches, camisetas, bolsos y fulares que recibe. “Desde el verano pasado he dejado de coser solamente tres días".

Afronta el futuro con mucha ilusión y con un montón de ideas nuevas para poner en marcha. Ahora mismo tiene dos nuevas camisetas en mente así como alguna otra prenda que está deseando enseñarnos. “Todo empezó siendo una forma de pasar el tiempo en unas vacaciones vacías, y ahora la vacía sería yo si me faltase esto. Sería feliz si algún día pudiera dedicarme única y exclusivamente a esto… nunca se sabe, espero conseguirlo".

Su última novedad está causando furor. Quiso darle un cambio radical a los broches y llaveros y comenzó a experimentar con el cuero sintético. A Noa le gusta mucho recalcar que se trata de material artificial. “No uso animalitos para hacer otros animalitos”, y todos los amantes de los animales se lo agradecemos de corazón. Los nuevos broches están teniendo muy buen resultado y poco a poco irá dando forma a este nuevo zoológico en polipiel.

No hay ninguna duda de que Iruneh es algo especial, son muchísimas las personas que se han dado cuenta y no se han resistido a tener entre sus manos alguna de sus creaciones. Si en apenas un año Noa ha llegado al punto en el que se encuentra ahora, no puedo ni alcanzar a imaginar hasta dónde podrá llegar en unos años más. Espero que ella siga por la bloggosfera para contárnoslo y que nosotros podamos ser testigos de su éxito.

Mis primeras compras a Iruneh fueron el gato Luca, el osito Teddy y el pollito.
No pude resistirme luego a una de sus camisetas y me llevé un shopping bag a juego como regalo de bienvenida.

Durante mi estancia en Vigo, Noa me sorprendió con dos regalitos muy especiales. Este ratón de su nueva línea en polipiel, para una auténtica fan de los roedores, y una entrañable hadita personalizada.

Pero la cosa no acaba aquí, al regresar a Madrid encontré en mi buzón un nuevo regalito, esta simpática flor que Noa regaló a todos los que enviamos fotos para su galería.

Mi caja de los tesoros tiene ya una buena parte de este zoológico mágico de Iruneh y espero que siga llenándose sin parar.


El éxito de Iruneh es imparable y desde Con dos bolsas en cada mano le deseamos toda la suerte del mundo. Fue un agradable placer compartir un café rápido con Noa en Vigo y que fuera mi anfitriona en Sr. y Sra. Pérez. Gracias, Noa, por tu enorme ayuda al preparar mi visita a Vigo, por recibirme con tanto cariño y por estar ahí en momentos algo complicados. Cuando detrás de grandes artistas hay grandes personas uno recupera la fe en el género humano.




sábado, 28 de junio de 2008

De shopping en Triball con Esther y Ana


Jueves 26 de mayo, seis de la tarde en la puerta de La Intrusa. Bajo un calor ya considerable, un grupo de cuatro personas estamos a punto de iniciar una ruta de dos horas de duración por todas las tiendas de la zona triBall.

Nada menos que 21 tiendas de moda y complementos, 9 pertenecientes a la Okupación Creativa y 12 adheridas a la Asociación de Comerciantes de triBall. Como guías de excepción tendremos a Esther Ovejero y Ana Paradelo, dos estilistas de moda de la Escuela Goymar que rebosan estilo y que lucen fantásticas cada una con un tocado espectacular de Ángeles Castro. Ellas nos van a ir contando un montón de cosas sobre las prendas que vamos a ir viendo en cada tienda, las telas, estilos y colores que mejor sientan, lo que se lleva esta temporada...

La iniciativa Personal Shopper en triBall corre a cargo de la estilista y diseñadora Ángeles Castro. Es una actividad abierta a todos y completamente gratuita que
va a tener lugar todos los jueves, viernes y sábados de julio desde las seis hasta las ocho de la tarde.

Para participar sólo es preciso contactar con Ángeles dejando vuestros datos personales a través de un correo electrónico habilitado especialmente para tal efecto: ps@triballmadrid.com. En pocos días, la propia Ángeles se pondrá en contacto con vosotros para concretar la fecha.

Salimos de La Intrusa, que ha servido como punto de encuentro, con libreta y bolígrafo en mano. En esta libreta que nos regala triBall podremos ir apuntando los nombres de las tiendas por las que pasemos y las prendas que más nos vayan gustando para luego poder volver a probárnoslas si nos apetece.

La ruta empieza en la recién inaugurada tienda de Dolores Promesas, que acaba de comenzar su época de rebajas y tiene todas las colecciones con un 30% de descuento.

Continuamos hacia la calle Ballesta, para recorrer los cinco locales de Okupación Creativa que aún permanecen abiertos: El Beso, Marycris, La linterna roja, Lady Cara y La Boutique de La Maison. La pequeña pero coqueta tienda de Ángeles Castro vuelve a trasladarse, pero esta vez muy cerquita y de forma definitiva. Se mudará apenas unos números más allá, a la tienda de Marycris . Ya están organizándose para darle al local un nuevo aire y prometen que el resultado será espectacular.

Saliendo de La Lintera Roja me encuentro con Eva Arnero, de Guateque Cacahuete, que me da una estupenda noticia. Junto a algunas compañeras va a abrir durante el mes de julio un nuevo showroom en la calle Barco, donde durante un mes estuvo La Panadería. Maniquies Urbanos, que será el nombre del local, promete ser una espacio de moda, música, audiovisual y diseño muy especial.

En la calle Ballesta también abre sus puertas Kling, una tienda muy juvenil y colorida con prendas originales a precios muy asequibles. La marca se ha hecho especialmente famosa gracias a que Patricia Conde es una de sus más fieles seguidoras y luce muchas de sus prendas en el programa Sé lo que hicisteis.

Esther y Ana nos llevan luego a La casa de la carne de Carlos Díez. Una antigua carnicería que este reconocido diseñador quiso dejar tal cual. Las cámaras frigoríficas, los azulejos grisáceos, los enormes fregaderos... dan a este espacio un aire completamente diferente a cualquier tienda al uso, bastante glacial y siniestro. En su tienda Carlos expone creaciones tan míticas como las converse de plataforma que se han convertido en todo un icono, sus colecciones para Lois, sus prendas salidas directamente de los desfiles...

Unos metros más allá, en la misma calle Loreto y Chicote, visitamos Deffort, una tienda de ropa para hombre con líneas deportivas y militares. En la ruta Personal Shopper de Triball también se ha pensado en los chicos y varias de las tiendas que se visitan están dedicadas a ellos.

En la calle Pez llegamos al Atelier de Carmen Hernán, una tienda de aire retro muy especial en la que encontrar ropa, zapatos, bolsos y complementos. Carmen tiene su taller en la planta de arriba y allí diseña y cose las prendas que luego vende. No hay que perderse la selección de bolsos y otros complementos vintage auténticos que Carmen y su marido rescatan y recuperan.

La ruta continúa en la calle Corredera Baja de San Pablo. Uno de los grandes descubrimientos de esta tarde ha sido Trendy Tube, en el local que durante un par de años albergó la tienda Silma la dulce.

Ropa traída desde Londres y una sección de outlet permanente con descuentos muy atractivos. Una joya a la que volveré cuanto antes pues mañana mismo comienzan sus rebajas.

Un par de portales más arriba encontramos La Intrusa, otro de los locales de la Okupación Creativa que permanecen abiertos. Roberto Navazo, Berembaum, Nila Taranco, Define Romance, Años Luz, Plushilu, Mamita Linda y Pip Pop son los diseñadores que conviven en este espacio dinámico y vivo en el que un sábado al mes se organiza una fiesta con música en directo.

Cruzamos la calle guiadas por Esther y Ana que nos llevan hasta Espacio García, otra tienda dedicada exclusivamente a moda masculina con camisas, polos, camisetas y pantalones a precios muy asequibles.

Muy cerca de aquí está Chido Güey que trabaja con firmas mexicanas a precios de escándalo. Famosos por sus camisetas y por sus máscaras de lucha mexicana.

Continuamos caminando hasta la calle Valverde, para encontrar WFN Hip Hop Shop, una tienda dedicada a la moda desenfadada y juvenil del hip-hop en la que también encontrar una amplia e interesante selección de música.

Finalizamos la ruta en los dos locales de La Maison, donde Miuky (Valderde, 29) y Freddy Gaviria (Valverde, 30) nos reciben en sus respectivos talleres con sus máquinas de coser a pleno rendimiento. Chula, Carocora, Karteristas... son algunas de las firmas que podemos encontrar en estos locales. La jornada termina aquí, charlando animadamente mientras tomamos un buen vino invitación de la casa.

La experiencia ha sido fantástica, todos estamos muy satisfechos. Orlando, que es diseñador de moda, ha quedado muy contento con la experiencia. Ya conocía las tiendas de la zona pero cree que ésta es una muy buena iniciativa para dar a conocer el cambio que está sufriendo el barrio. A su modo de ver, a triBall le falta algo de visibilidad a pie de calle, y propone solventarlo colocando banderas con el logo en la puerta de cada una de las tiendas asociadas y dar así una imagen de colectivo. Grandísima idea que desde aquí apoyamos.

Adriana y Esther son dos compañeras de trabajo que no han querido perderse la ocasión de visitar el barrio. Conocían triBall por los medios de comunicación pero aún no se habían acercado hasta aquí. Las dos han quedado encantadas con la zona y con las tiendas y aseguran que van a volver para probarse todas las cosas bonitas que han ido viendo y apuntando en su libreta. Como dice Adriana "Son tiendas para quedarse un buen rato buceando en ellas". Van a contar la experiencia a sus amigas y sin duda regresarán con ellas. "Ha sido todo un descubrimiento" asegura Esther.

La ruta Personal Shopper de triBall está pensada para todas las edades, estilos y gustos. Una forma ideal para descubrir todos los secretos que esconde este barrio en pleno resurgir. No dudéis en apuntaros y disfrutar de dos horas estupendas y muy divertidas.

Y si aún tenéis ganas de más, podéis aprovechar a pasaros por la Plaza de los cines Luna, a un minuto de la calle Ballesta. Allí, desde este mismo jueves 26 y hasta el 20 de julio en horario ininterrumpido de 11 a 22 h., está celebrándose la FERIA DE LOS COLORES, una feria
concebida como representación de la pluralidad de la España actual.

Esta feria pretende convertirse en un punto de encuentro para la integración de gastronomías, objetos artesanales, productos ecológicos, libros y moda alternativa a la venta durante un mes en el centro de triBall.

Si os acercáis hasta aquí podréis disfrutar de la moda y complementos de algunos diseñadores que están participando en triBall como Karteristas, Con2Tijeras, Conspiradoras, Tocada del ala o Miuky.



jueves, 26 de junio de 2008

Vilma, la tienda más selecta de Vigo


Vilma
(c/Velázquez Moreno, 29) es una de las tiendas más selectas y distinguidas de Vigo. Localizada en las Galerías Durán, un pequeño centro comercial con no más de diez negocios y una sucursal de la pastelería El Molino, de lo más delicioso de la ciudad.

Es difícil entrar en Vilma y no enamorarse de todo. En esta tienda trabajan con firmas que a pesar de haber alcanzado gran prestigio aún conservan todo su encanto original como Divina Providencia, Dolores Promesas, Yumi, Jocomomola, La bella Lola, Raasta... También están presentes diseñadores Alicia Rueda, Josep Font y Myriam Ocáriz.

A Vilma se puede entrar no sólo a comprar ropa: uno puede salir de allí completamente equipado, pues también venden los zapatos de Miss Bubblekiss (Otto et Moi) famosos por su diseño atrevido y vanguardista que para este verano se han teñido de colores metalizados y entrañables motivos infantiles; y los divertidos y originales bolsos de Mimótica Micola, con los que es imposible pasar desapercibida.

No falta una cuidada selección de complementos artesanales en la que encontrar las piezas de Chicadecanela, Charoladas, Malababa y Un centímetro.

En octubre hará siete años que Paula abrió la tienda y todo este tiempo ha contado con la insetimable ayuda de Patricia, que trabaja con ella desde el principio. El primer año fue muy duro, pero luego poco a poco los vigueses fueron conociendo la tienda y el negocio se fue asentando. Hoy es conocida por todos y a ella acuden principalmente para adquirir vestidos para bodas u ocasiones especiales o simplemente para darse un merecido capricho.

A Vilma llega mucha gente que viene buscando algo diferente porque saben que aquí lo van a encontrar. El perfil de la clienta habitual es una mujer entre los treinta y los cuarenta y cinco años que sabe apreciar la calidad y la originalidad de las prendas y que puede permitirse comprarlas.


Lo realmente interesante de la propuesta que hace Vilma es que es una ropa que no sigue tendencias. No son prendas que compres hoy y que al año siguiente ya no valgan; frente a la moda rápida de usar y tirar que promueven las grandes cadenas Vilma defiende una moda atemporal, versátil, de larga duración, que no vea disminuido su valor con el paso del tiempo.

El local que ha elegido Paula para su tienda tiene un tamaño considerable y el espacio está impecablemente bien aprovechado. Frente a un negocio a pie de calle, que posee indudables ventajas comerciales, Paula prefirió ubicar su tienda dentro de unas galerías para aprovechar el gran valor que supone disponer de un espacio diafano y amplio.

Todo en Vilma es coqueto, presumido y elegante. La tienda está impecablement ordenada y decorada con mucho gusto, esmero y cuidado, buen reflejo del tiempo y las ganas que Paula y Patricia invierten en ella.

Paula, que también es representante de moda para la firma Divina Providencia, tiene muy claro cómo quiere que sea su tienda: va probando nuevos diseñadores, y cuando dejan de funcionar los renueva. Para que una tienda funcione hay que estar en continua renovación y cambio, dar siempre cosas nuevas a los clientes y buscar siempre lo mejor.

Patricia es una chica atenta, amable, que cuida al cliente, lo aconseja y lo ayuda. Nunca falta una sonrisa en su cara, y eso es fundamental cuando se trabaja en una tienda como Vilma. No es de extrañar que lleve con Paula desde el principio,
y ahora que ella tiene a la pequeña Lupe, está siendo una parte indispensable del funcionamiento de la tienda.

Paula y Patricia son dos chicas que rebosan estilo y simpatía. Las dos son un verdadero encanto y, lo más importante, se nota que disfrutan con lo que hacen. Qué más se puede pedir, una tienda excepcional atendida por dos personas excepcionales.

Todos estos detalles hacen de Vilma una tienda imprescindible, una visita obligada si se viaja a Vigo. Los vigueses tienen una gran suerte de poder contar con una tienda como Vilma.

De todo lo que vi en las más de dos horas que pasé en la tienda, me encantaron especialmente los bikinis y bañadores de Jocomomola, un enorme surtido de modelos para elegir que están siendo todo un éxito.

Hay además una sección bastante amplia de prendas en liquidación al 60%, una oportunidad perfecta para hacerse con un vestido de firma a precio muy asequible.

De Vilma me traje para Madrid un precioso regalo que agradezco de corazón a Paula. Este original y divertido collar de Charoladas. Ellas fueron testigo de mi indecisión pues pasé un buen rato tratando de escoger uno entre los muchos que tienen, todos igual de preciosos.

Finalmente, con la inestimable ayuda de Patricia, fue éste el elegido. Fijaos en el detalle del loro, a mi me volvió loca!

Horarios:

De lunes a viernes de 10:30h a 13:30 y de 17:30 a 20:30
Sábados de 11h a 13h y de 17:30h a 20:30h

Cómo llegar: