martes, 29 de julio de 2008

Desayunando con... Pepa Iturriaga, directora del Showroom Destino Clandestino


Martes, once de la mañana en el mítico Café Gijón de Madrid. Desayuno con Pepa Iturriaga, directora del Showroom Destino Clandestino, quien gracias a su labor al frente de este evento se ha convertido en promotora y madrina de numerosos jóvenes diseñadores.


Pepa Iturriaga es una de las figuras más sobresalientes dentro del mundo de la moda y el diseño alternativo en España. Desde hace seis años organiza y dirige el Showroom Destino Clandestino, punto de referencia y plataforma de despegue de jóvenes diseñadores. Sevilla, Cáceres, Barcelona, Burgos, Bilbao, Valencia y Madrid son algunas de las ciudades que han acogido y acogen cada año este mercadillo vanguardista y alternativo que ofrece propuestas originales y diferentes a las grandes marcas comerciales.

Pepa se licenció en Geografía
e Historia pero tras realizar un Máster en Dirección Comercial y Marketing decidió dedicarse al mundo de la moda. Casi diez años después, se ha convertido en una auténtica experta en tendencias que conoce todos los entresijos del mundo de la moda y el diseño y utiliza todos sus conocimientos para organizar un showroom que crece y se supera a sí mismo en cada nueva edición.
Desde que abriera por primera vez sus puertas en diciembre del año 2002, el Destino Clandestino ha pasado por dos de los grandes núcleos de la moda madrileña: Chueca (Travesía de San Mateo) y Salamanca (c/Villanueva). La próxima convocatoria, que tendrá lugar en septiembre entre el viernes 12 y el domingo 21, se celebrará en La Intrusa (c/Corredera Baja de San Pablo 47), uno de los locales de la zona Triball. Podremos encontrar ropa y complementos de temporada otoño/invierno pero tambien un rincón outlet con prendas de verano.

En Madrid este evento tiene lugar dos o tres veces por año, coincidiendo con la temporadas de primavera/verano y otoño/invierno. Pepa ya tiene previsto organizar un nuevo showroom para diciembre. Su filosofía es renovarse siempre, por eso, no suele trabajar con los mismos diseñadores más de dos o tres años, siempre está buscando nuevas firmas y nuevos creadores, para ofrecer al público prendas y complementos originales y diferentes.

Al Destino Clandestino llegan cada convocatoria entre tres mil y cinco mil personas. Además del público, al showroom acuden también numerosas tiendas que buscan y enuentran aquí diseñadores que llevar a sus locales. En este sentido, el evento es un fantástico escaparate comercial.

El showroom tiene además un público muy consolidado y fiel, que acude cada temporada a renovar su armario. Hasta aquí se acercan personas de todas las edades, clases y niveles socioeconómicos que buscan prendas y complementos que se salgan de lo cotidiano. En la enorme variedad que cada temporada ofrece el Destino Clandestino impera siempre un elemento común: el color, la ropa divertida y llena de alegría. "En España necesitamos ropa diferente y divertida y a buenos precios".

Pepa lleva toda la organización y gestión del showroom: ella busca partocinadores, diseña y crea los carteles, tarjetones y dossieres de prensa, realiza la labor de publicidad y contacto con los medios... "Unas semanas antes lleno Madrid de carteles", asegura, y yo doy fe de ello porque así fue como conocí el showroom hace unos años. Es impresionante la capacidad de trabajo y organización de Pepa Iturriaga, que le ha permitido poner en marcha un evento de estas características y lograr una gran repercusión a nivel nacional.

Pepa tiene además su propia firma de ropa, Define Romance, que confecciona junto a un diseñador thailandés. Se puede encontrar en La Intrusa (c/Corredera Baja de San Pablo, 47) y en esta nueva edición del Clandestino se presentará la colección de otoño /invierno.

Como esta chica no para, lleva además desde hace unos meses un interesante y divertido blog al más puro estilo Carrie Bradshaw en el que nos relata sus aventuras y desventuras: moda, restaurantes, bares de copas, tiendas... toda la ciudad vista a través de los ojos de una mujer dinámica y divertida.


Un consejo para los jovenes diseñadores que empiezan...

Pepa conoce a la perfección el mundo del diseño y la moda de vanguardia, y ha sido testigo de los comienzos, éxitos y fracasos de muchos diseñadores. Es el caso de Mónica García de Las bailarinas, cuya trayectoria vivió de cerca y hoy en día triunfa con su firma. "El diseño joven es el futuro".


Su consejo para los jóvenes diseñadores que están empezando es muy claro: tener paciencia y no obsesionarse con triunfar desde el principio. Empezar desde abajo, despacio y sin prisas pero con paso firme, con precios muy asequibles para darse a conocer e ir poco a poco haciéndose un hueco en el mercado. "Sembrar para luego recoger".


La moda es un negocio a largo plazo que requiere una importante inversión de tiempo, esfuerzo, paciencia y perseverancia. Por eso recomienda el "pluriempleo": encontrar un trabajo que ocupe poco tiempo y dé para vivir y a la vez permita ir desarrollando de forma paralela la actividad creativa. "La moda no es glamour, es trabajo duro".


¿Quién puede participar en el showroom Destino Clandestino?

La convocatoria está abierta a todo tipo de diseñadores de moda y complementos con propuestas diferentes y originales.
No se paga nada por el stand (esta es una de las grandes bazas del mercadillo), sólo un porcentaje de las ventas que se hagan a lo largo de la semana. Si queréis participar podéis enviar vuestro foto-book y una carta de presentación a pepaiturriaga@yahoo.es

El futuro de Pepa Iturriaga se presenta lleno de proyectos, su idea es lanzarse a la piscina con el showroom y dedicarse de lleno a él, ampliando la oferta de diseñadores, consiguiendo un espacio más grande y convirtiéndo el evento en algo mucho más grande aún de lo que es a día de hoy.

Muchas gracias Pepa por aceptar mi invitación y por contarme tantas cosas. Estoy segura que el showroom Destino Clandestino llegará muy lejos y que pronto podremos disfrutar de grandes novedades.



viernes, 25 de julio de 2008

Magerit Dolls, miradas de porcelana


Es difícil ver una Magerit Doll y no quedar embelesado por la intensa mirada de sus dos enormes ojos negros. Únicas, especiales, inimitables e inconfundibles, las Magerit Doll se han ganado en menos de un año el corazón de todos los que seguimos el movimiento handmade en España.

Cristina Alonso tiene 33 años y es de Bilbao. Creció rodeada de los cuadros de su madre y de patrones de Burda. "Si se algo de arte y de moda es gracias a ella". Le hubiese encantado estudiar Bellas Artes y ser restauradora pero cuando llegó el momento de decidir su futuro terminó estudiando Derecho.

Cuando acabó la carrera
pasó un año y medio trabajando en un despacho, experiencia que le sirvió para darse cuenta de que no le gustaba ejercer. "Lo mío es ser abogado en la sombra, nada de juicios". Empezó a estudiar para sacar la oposición de Secretario Judicial pero tras pasar tres años encerrada en casa suspendió, así que acabó trabajando en una oficina.

Magerit nació como un hobbie mientras estudiaba para la oposición, como "una forma de evadirme de los miles de apuntes". Empezó a venderlas cuando un día se encontró con treinta Magerits en casa y pensó que se podría sacar un dinero extra. Cuando decidió no volver a presentarse a las oposiciones y empezó a trabajar fue cuando se propuso tomarse en serio a Magerit doll.

A finales del año 2007, navegando por internet, descubrió la tienda on-line Jugando con hilos. Le encantó la iniciativa y se animó a escribir a Anabel para presentarle sus muñequitas. Le respondió enseguida interesándose por ellas, no en vano Anabel es una genial cazatalentos que sabe reconocer como nadie dónde se esconde un gran tesoro. Fue la propia Anabel quien aconsejo a Cristina que las transformase en broche y al mismo tiempo en collar. "Anabel me dio el empujón que necesitaba".

A los pocos días de aparecer Magerit Doll en Jugando con hilos, Cristina recibió un correo de Vanesa, la dueña de Ah! ropa + complementos, una preciosa tienda de Bilbao que expone las creaciones de numerosos jóvenes diseñadores. Cristina aceptó encantada a formar parte de la tienda con sus Magerit y cuando se pasó por allí para dejar sus muñequitas Vanessa le habló del blog y de la comunidad bloggera. "Yo no conocía la bloggosfera. Desde que me metí en Blogger, gracias a Vanesa, Magerit doll ha dado un giro de trescientos sesenta grados".



Cristina tiene la suerte de que su trabajo sólo le ocupa las mañanas y gracias a ello puede dedicar las tardes a sus muñecas. "Me voy al taller y me concentro en mi pasión, Magerit doll". Como en casa no se concentraba, decidió buscar un taller en el que poder trabajar tranquila y a gusto; desde hace unos meses tiene un despachito compartido en el que por fortuna casi siempre está sola. "Es mi rincón, mi mesa que mancho de pintura y pegamento sin preocuparme".



Para crear a Magerit Cristina se inspira en la moda, las revistas, los escaparates, la gente de la calle, el cine, la música….."todo me sirve". Utiliza todo lo que encuentra a su alrededor para dar vida a sus muñecas. No hay tendencia que se le escape, por eso las Magerit van siempre a la última dispuestas a calzarse los Extreme Gladiator de Dior o unas espectaculares sandalias rojas de Lanvin, a lucir el 2.55 de Chanel, el Tote de Chloé o el último modelo de Louis Vuitton ....


Magerit se vuelve loca con las grandes firmas: Balenciaga, Valentino, Miu Miu, Dolce & Gabanna, Salvatore Ferragamo, Prada... Su rebosante armario es el sueño de toda mujer interesada en la moda de alta costura. Portadas de revista, diseños de pasarela, celebrities... todo vale a la hora de dar vida a Magerit. Con el Vogue como libro de cabecera, Magerit siempre encuentra entre las hojas de las revistas inspiración para sus outfits.



La mítica serie Sexo en Nueva York ha inspirado algunas de las Magerit más glamurosas, sin olvidar a Magerit Coco enfundada en el clásico traje de falda y chaqueta de Chanel; Magerit Chic, luciendo uno de los modelos que Anne Hathaway pasea por El diablo se viste de Prada; Magerit Boho, al más puro estilo Kate Moss, luciendo borsalino y blazer, o Magerit Sarah Jessica Parker, enfundada en el vestido de gasa verde de Alexander McQueen y el despampanante tocado de Phillip Treacy con el que la actriz acudió a la premiere mundial de la película.

Magerit no está sola. Aunque ella casi siempre se lleva todo el protagonismo y le encanta ser el centro de todas las miradas, no se despega de ella su querido amigo Fran, un chico rebosante de estilo enganchado al Brit Pop, que vuelve locas a las chicas con su mirada profunda y apasionada. Fran siempre viste de sport, con vaqueros, camiseta, cazadora, deportivas y gorra, pero Cristina promete enseñarnos nuevos y variados looks de este atractivo morenazo.


Cristina siempre ha sido muy observadora, "todo ojos y calladita". Seguramente por eso creó a Magerit con la boquita pequeña y los ojos muy grandes. Todo lo que es Magerit tiene un sentido y un porqué: su mirada ausente es un guiño a la pasarela, a las modelos cuando desfilan; sus ojos son desproporcionados porque nuestra cara no es simétrica, porque no somos perfectos, pero son esas imperfecciones lo que hacen que un rostro tenga personalidad; su cabeza es grande y su tez blanca porque se inspiró para crearlas en los dibujos manga. "Magerit es un rebujillo de todas mis inquietudes y pasiones. En ella esta concentrado todo lo que me gusta".
El cuerpecito de Magerit está hecho de resina. Una vez seca Cristina la pinta de blanco y sobre ella dibuja la carita y los zapatos. Para vestirla utiliza telas de todo tipo y casi todos los complementos están moldeados con fimo, así como los brazos. Al terminar, añade una capa de barniz para darle un buen acabado.


A Cristina siempre le gustaron las miniaturas, desde pequeña sintió fascinación por ellas, por eso disfruta moldeando los complementos de Magerit con todo lujo de detalles: bolsos, tachuelas, hebillas del cinturón... Éste es uno de los notables encantos de las Magerit: el primor y detalle con el que cada complemento está trabajado los convierte en auténticas réplicas en miniatura. Cada uno de los elementos de la muñeca revela la singular capacidad de Cristina para captar la realidad y dar rienda suelta a su creatividad moldeando miniaturas exquisitas.




Cada Magerit es un pequeño reto en el que Cristina invierte muchas horas. Requieren tiempo y mucho esfuerzo, algo que desde luego se nota en todos y cada uno de los detalles de esta perfecta muñequita. "No hago muchas, las tiendas suelen tener 5 o 6 muñequitas, no muchas más". En realidad, Cristina nunca sabe cuál va a ser el resultado final; hace un dibujo al principio, pero luego según va cobrando vida se va transformando. La mira una y otra vez, le cambia los complementos, le añade una chaquetita, un tocado….."Para mi todas tienen su propia personalidad, unas tienen cara de malas, pícaras, sonrientes, dulces, soñadoras, la misma cara pero con una expresión diferente, por la boca, las cejas... todas únicas".


En apenas un año Magerit Doll ya está en varias tiendas del país y se vende on-line en webs como Jugando con hilos y Flashbags, para las que se viste con modelos exclusivos. Además, Cristina realiza Magerits por encargo, personalizadas a gusto del cliente. Basta con que le manden una foto del modelo que les gustaría que luciese su Magerit, un look determinado, un complemento concreto... y ella se pone manos a la obra, busca la tela o la pinta, diseña y moldea los complementos, dibuja los zapatos...

Eso hizo Geroa, que tras ver la pasarela de la moda de Milán en septiembre se había quedado prendada de un vestido print-dress de Dolce & Gabanna. Magerit se puso como loca pudiendo lucir un vestido de alta costura y quedó realmente espectacular.


"Cuando una tienda se pone en contacto conmigo interesándose por Magerit doll, soy la persona más feliz del mundo. También cuando una persona me escribe porque quiere una Magerit personalizada". Cristina se preocupa mucho por sus clientes y se desvive porque las Magerit que envía queden perfectas. Por eso, cuando es por encargo, siempre manda una foto antes de terminarla, para ver si gusta como va quedando, o quieren hacerle algún cambio, cualquier cosa..."Quiero que al ver la foto final digan “si, esta es mi Magerit”. Ése es mi mayor reto."
Como era de esperar, la Magerit siempre enamora a su futuro dueño y cuando la recibe no tarda en escribir a su creadora para decirle lo mucho que le gusta su muñeca, "lo que siempre me hace muchísima ilusión". Además sus envíos van en un packaging fabuloso: un precioso dibujo-boceto acompañado de unas dulces palabras de agradecimiento y la Magerit descansando en una elegante cajita negra con una bolsa de organza en su interior para protegerla.

El futuro para Cristina está lleno de proyectos y trabajo. Quiere que Magerit Doll crezca, hacer nuevos complementos y arriesgar con nuevos estilismos... Le encantaría que dejase de ser un hobbie, dedicarse a ello y hacerse un hueco en este mundo, aunque sabe que es muy difícil. "Así que cada paso que da Magerit doll, auque sea pequeño, es todo un logro para mi".


Entre sus proyectos más inmediatos está experimentar con nuevos materiales, sobre todo con esmaltes y cuero, así como animarse a hacer otros complementos... "pero siempre con Magerit de protagonista, ella es mi niña". Para la siguiente temporada las Magerit se vestirán con trajes de fiesta y lucirán fastuosos tocados con strass y grandes lazos, "ese va a ser mi reto en los próximos meses".

Las Magerit han ido evolucionando desde que Cristina comenzó a darles vida, sus ojos, su boca, su pelo... todo ha ido perfeccionándose y llenándose de matices. Incluso se ha atrevido con nuevos colores y hace muy poco hemos podido ver a una Magerit pelirroja con dos enormes ojazos verdes... preciosa!.

Cristina ha dado con ese algo que todo buen artista necesita para triunfar, esa pieza única y especial que los diferencie del resto y les otorgue reconocimiento. Magerit es una muñeca inigualable capaz de despertar pasiones allá por donde pasa. No hay otra como ella, nada que se asemeje a esta delicada muñequita de porcelana cuyos enormes ojos rasgados de mirada nostálgica nos revelan un alma intensa y llena de sueños, el alma de su creadora Cristina, que va dejando un pequeño pedacito de sí misma en cada muñequita a la que da vida.

Cristina recupera con Magerit el recuerdo de una infancia rodeada de muñecas, un recuerdo que sin duda alguna comparten muchas mujeres. Cristina parte de esas muñecas de nuestra infancia pero las hace crecer para que podamos seguir disfrutando con ellas. "Magerit es la niña que llevo dentro. Creé Magerit porque, da igual la edad que tengamos, nos siguen gustando las muñecas".


Puedes encontrar Magerit Dolls en las siguientes tiendas:
Ah! (Bilbao)
Nualan Gunea (Durango)
La Boutique de La Maison (Madrid)
Tu'i Malila (Sitges)


Hasta Madrid llegó esta preciosa Magerit luciendo uno de los modelitos más aclamados de Carrie Bradshaw en la película Sex and The City que Cristina tuvo el detallazo de regalarme y que yo luzco orgullosa por las calles de la capital.




Muchísimas gracias Cris por sacar un ratito para ayudarme a hacer este reportaje y por tener el detallazo de regalarme una de tus espléndidas Magerit, me quedé con la boca abierta al verla en vivo y en directo. Espero que en mi próxima visita a Bilbao podamos conocernos en persona. Tus Magerit tienen un encanto mágico que las hace especiales, tienes el éxito asegurado.



miércoles, 23 de julio de 2008

Maniquíes urbanos, el estilo no entiende de tallas


La Okupación Creativa de Triball
es un proyecto dinámico, un organismo vivo en continua transformación y movimiento. Fe de ello dan los tres nuevos locales que acaban de abrir sus puertas en la calle Ballesta (La Boutique de La Maison y Whatdfuck) y en la calle Barco (Maniquíes Urbanos).

Hace tres años, seis chicas que compartían una manera similar de entender la moda, decidieron reunirse y crear un proyecto que tomó forma bajo el nombre de Maniquíes Urbanos. Pretendían establecer un espacio donde mujeres de diferentes razas, tallas, estaturas y edades pudieran convertirse en modelos, promoviendo una belleza con personalidad no limitada por los cánones de las grandes pasarelas sino apreciando y valorando la belleza real y personal que todos y todas llevamos dentro.
Maniquíes urbanos cobró vida en un evento socio-cultural que tiene lugar en Madrid una vez al año. Un espectáculo de moda, diseño, música, arte y danza dominado por una pasarela con personas de la calle en lugar de modelos profesionales, acompañada de un variopinto conjunto de actividades: acrobacias, timbales, danzas tribales, break dance, grafitti en directo...Las dos convocatorias celebradas han sido todo un éxito de público y crítica.

El primer año el evento se organizó en el Palacio de Gaviria, el segundo en Kapital y este tiene previsto celebrarse en el Matadero, donde las seis diseñadoras presentarán su colección de otoño-invierno 08/09.
"Nuestro compromiso como diseñadoras es mostrar por medio de un desfile nuestros diversos estilos como modelos y como mujeres con tallas mas cercanas a la realidad de nuestro entorno".

Hace pocos meses, una de las componentes de Maniquíes Urbanos, Eva Arinero, diseñadora de la firma Guateque Cacahuete, contactó con Víctor Hierro (La Maison) y él, encantado con sus propuestas y diseños, le cedió un espacio en Triball, primero en La Linterna Roja como Guateque Cacahuete y desde hace unas semanas en un local propio en el número 8 de la calle Barco.

Hasta aquí han llegado todas las componentes de Maniquíes Urbanos para crear un espacio dinámico que no sólo muestra moda, sino también diseño, arte, fotografía y audiovisual. Además de las creaciones de jóvenes diseñadores, las paredes acogen exposiciones que se renuevan cada jueves y una pequeña sala del fondo del local se ha convertido en sala de proyecciones y actuaciones en vivo.

Cuando las chicas llegaron al local de Barco, un antiguo restaurante, lo encontraron completamente vacío y en un estado muy deteriorado. En poco más de una semana, trabajando incansablemente a diario, arreglaron el espacio, lo pintaron y decoraron. El resultado que vemos hoy es espectacular. El blanco, el negro y el rojo llenan el local, dominado por maniquíes, piernas, brazos y troncos que cuelgan y descansan en las zonas más inverosímiles. Cada diseñador cuenta con un espacio propio que ha acondicionado a su gusto y el variopinto conjunto forma un todo muy singular.

En Maniquíes urbanos tienen cabida las firmas de moda y complementos de las seis jóvenes diseñadoras pero también de otros diseñadores invitados que estén interesados en participar en la Okupación Creativa y quieran mostrar sus creaciones en el local. Desde Maniquíes Urbanos se ha abierto una convocatoria, así que si eres diseñador o artista y te interesa no dudes en contactar con las chicas. Así hicieron jóvenes diseñadores como Lolo&Olé que hoy expone en Maniquíes Urbanos sus fantásticos shopping bags y sus divertidos broches, o Lolita's Moon con sus complementos coloridos, divertidos y frescos.

Entre las chicas de Maniquíes Urbanos encontramos a Chavecota, que diseña camisetas serigrafiadas; a Ana Arias y Madame Dossier, dos diseñadoras que han unido sus firmas, la primera aporta la ropa y la segunda los complementos; a Miriam García, que presenta su colección de ropa customizada llena de color y alegría; y a Glow, que serigrafía camisetas y diseña unos originales bolsos reciclando materiales tan insólitos como balones de fútbol o rugby, guantes de boxeo...

Espectacular y transgresora la propuesta de María y Susana con su firma Can't Believe It. Prendas de líneas futuristas y cibernéticas en la que se funden tela, metal, armaduras, máscaras antigas, chips, teclados de ordenador... Destacan los azules eléctricos, negros y platas en una ropa singular y curiosa donde las haya.

Guateque Cacahuete son Eva y Natalia. La firma nace con la idea de que la belleza no termina en la talla 42, por eso trabajan con todo el espectro de tallas, desde la 36 a la 50. Acorde con su filosofía han sustituido las tallas numéricas tradicionales por divertidos nombres: superp, ye-yé, pompitas y genial.

La ropa de esta firma tiene claros aires sesenteros, muy ye-yé, con cortes babydoll y un cierto toque infantil mezclado con cortísimas minifaldas y sugerentes escotes.
El color adquiere un protagonismo total en sus colecciones que para este verano se han llenado de rayas y topos en divertidos e intensos tonos. Ellas mistas diseñan, hacen el patronaje, cosen y dan forma a todas las prendas, con acabados profesionales e impecables. También diseñan todo tipo de complementos: bolsos, collares, corbatas, broches...

Su espacio en el local, teñido de rojo intenso, ha sido realizado por Damaku, una empresa de diseño gráfico y audiovisual que también ha creado toda su imagen corporativa.

Guateque Cacahuete nace en enero de este mismo año y su trayectoria está siendo espectacular. La habilidad con el patronaje y la costura de Eva junto a la desbordante creatividad de Natalia y el buen hacer de Estrella, la directora de comunicación, hacen de esta firma una de las grandes promesas del diseño joven español.

Maniquiés Urbanos lo formas chicas muy jóvenes ,rebosantes de ilusión por lo que hacen. Cada semana organizan eventos, presentaciones, sesiones de música y cine... Sus iniciativas constantes tiñen de frescura y dinamismo al local y han convertido el espacio en mucho más que una simple tienda.

Cuando hay interés y ganas, cuando a uno le gusta su trabajo, surgen proyectos tan interesantes como Maniquiés Urbanos. No hay duda de que van a dar mucho que hablar en los próximos tiempos.

Las chicas de Maniquíes Urbanos no paran de generar iniciativas y proyectos. En septiembre planean organizar un desfile urbano en las calles del barrio, un pequeño adelanto de lo que será el espectáculo principal de la pasarela de Maniquíes Urbanos que podremos disfrutar en otoño.

De mi visita a Maniquíes Urbanos me llevé este maravilloso vestido ye-ye a rayas de Guateque Cacahuete.


Horario:

Martes a Sábado de 12h A 15h. y de 18h. a 22h.

Domingos de 12h a 15h.

Lunes cerrado


Cómo llegar:

En metro Línea 1 (Gran Vía)




lunes, 21 de julio de 2008

Sago, belleza exquisita


La primera vez que vi un broche de Sago no me lo podía creer, estaba ante una de las piezas más increíbles y especiales que había visto nunca. Fue durante mi visita a Vigo, en la tienda de Vanessa, La habitación de Lolita (Cangas). Me quedé tan impresionada con lo que vi que no pude dejar de preguntarle quién era la persona que hacía aquellas maravillas. Vanessa fue muy amable y me pasó el teléfono de Ana, la creadora, una chica gallega que casualmente vivía en Vigo.

Mi agenda en Vigo estaba apretadísima, tres días de locura recorriendo tiendas y quedando con un montón de jóvenes diseñadores a los que entrevistar... No me quedaba tiempo ni para respirar, pero no podía irme de allí sin conocer en persona a la creadora de aquellas joyas. Así que nada más salir de La habitación de Lolita la llamé y quiso el destino que la encontrara en Vigo, a punto de marcharse a vivir a Santiago. Concertamos una cita para ese mismo mediodía y me pasé por su casa-taller. Directa desde Cangas, cruzando la ría y sin comer había quedado a las cuatro con Noa (Iruneh) así que fue una visita relámpago... pero fascinante. Lo que vi en ese taller aún no lo he olvidado ni creo que lo haga.

Ana tiene 29 años y nació en Aldán, un pequeño pueblo costero de las Rías Baixas gallegas. Siempre le gustó el diseño y la costura, le viene de familia, no es vano su madre y su abuela son modistas. Pero terminado el bachillerato y a la hora de escoger camino en la vida, Ana se decidió por estudiar Derecho. Pasó cinco años en la facultad, los necesarios para darse cuenta de que aquello no era lo suyo. Decidió reordenar su vida y se matriculó en la Escuela de Artes y Oficios Maestro Mateo, en Santiago de Compostela, para estudiar diseño.

Cuando acabó sus estudios se fue a vivir a Vigo para trabajar con Pili Carrera, famosa diseñadora gallega de ropa premamá e infantil. Aquí pasó dos años formándose y aprendiendo de una de las grandes de la moda española. Cuando terminó su contrato tenía muy claro que aquél era su mundo y a lo que quería dedicar su vida profesional.

Su idea era trabajar en el mundo de la moda y el diseño pero sin tener que hacer una gran inversión inicial o depender de terceros, como ocurre cuando se confecciona ropa o calzado. Por eso Ana se decidió por los complementos, un trabajo en el que podía ser independiente y empezar poco a poco. "Cuando lo dejé pensé en algo que me gustase y pudiese hacerlo todo por mí misma, sin necesidad de local ni pasta, lo más importante, no tenía dinero para plantearme algo más a lo grande".

Desde entonces, Ana no ha dejado de trabajar ni un solo día. Adecuó una de las habitaciones de su casa como taller y allí pasa las horas creando los complementos de su firma Sago, en honor a esa ciudad que tanto ama que es Santiago de Compostela. "Trabajo en mi taller muchas horas al día, ese es el secreto, currar mucho y nunca estar satisfecha. Probar siempre cosas nuevas aunque parezcan absurdas, muchas veces las grandes ideas nacen de la mayor tontería, o por lo menos a mí me pasa".

Ana es una mente inquieta, nunca deja de absorber e impregnarse de todo lo que recibe del mundo exterior, siempre aprendiendo cosas nuevas y aplicándolas a sus creaciones. Ella lo tiene muy claro a la hora de inspirarse..."No te quedes en la mercería, pásate por la ferretería, por la papelería, por el zapatero o la carnicería, la inspiración aparece en el sitio menos pensado". Constantemente alerta, nunca deja de hacer funcionar el músculo de la creatividad. "Lo que hago es más fruto de mi mundo interior que de cualquier otra cosa. Son el resultado de mis experiencias, de las cosas tan dispares que me gustan".

Empezó confeccionando regordetes y entrañables bichitos: moscas, arañas, abejas, mariquitas, gusanos... que convertía en broches. Aunque hoy han dejado de ser el centro de Sago, tuve el placer de verlos en directo y son espléndidos. A los graciosos bichitos pronto le siguieron las muñecas, que hoy ya se han convertido en el sello característico de su firma.

Sago
lanza sus colecciones por temporadas, como es habitual en el mundo del diseño de moda, que es donde Ana se ha formado como artista. Desde que comenzara hace un año y medio la firma lleva tres temporadas. primavera-verano 07, otoño-invierno 07-08 y primavera-verano 08.

En principio cada colección se componía de broche, camafeo, bolso de mano, bolso grande y cartera, que desarrollaba a partir de la muñeca. Pero como lo que más funcionaban eran las muñecas esta última temporada se ha centrado en confeccionar exclusivamente broches y camafeos, mientras que los bolsos y carteras ya sólo los hace por encargo.

También
trabaja por encargo para bodas y otras ocasiones especiales:
tocados para novias, comuniones y damas de honor, bouquetes para los vestidos, para las cestitas que llevan las arras... Si le llevan la tela del vestido hace el tocado con ella pero siempre anima a sus clientas a confeccionar el tocado en algodón, queda bonito y distinto, "a mí es que el algodón me encanta". También hace regalitos de boda y bautizo."A parte de mis colecciones también hago cosas para ceremonia un poco distintas e incluso algunas muñecas personalizadas a imagen de su dueño; también algo de ropa para niños..."
Para la temporada otoño-invierno 07/08 Sago contó con tres invitadas estrella: Malicia, Magdalena y Susi. Para cada una de ellas Ana confecionó a juego camafeo, bolso grande, bolso pequeño, broche y cartera. En esta temporada a una "enloquecida" Malicia se le han unido Miriam, Jeanne, Martina y Coppelia. Además de los broches, cada temporada Ana prueba con algo nuevo, esta última han sido las diademas.

Las muñecas broche de Sago son muy especiales, tanto por su soberbio diseño como por su impecable confección y acabado. Para darles vida Ana utiliza materiales de todo tipo, desde algodón (tanto en tejido plano como en punto), seda y lino, hasta fieltro, abalorios, cinta... que combina y trabaja como pocas personas saben hacer.

Sus muñecas son auténticas minuaturas dignas del más afamado orfebre, cada detalle está cuidado hasta el extremo
: desde las perlas que la pija Miriam luce en sus orejas, hasta las tijeras manchadas de sangre de Malicia, el tul del tutú de la bailarina Coppelia o la rosa blanca que adorna el vestido rojo de Martina...

El secreto de estas maravillas se esconde tras un cúmulo de factores que seguramente sólo converjan en contadas ocasiones: el talento natural de una mente creativa y artsítica, la habilidad manual necesaria para trabajar con piezas de tan pequeño tamaño, la perseverancia y el trabajo constante y el perfeccionismo de quien nunca queda satisfecho y no para hasta conseguir lo mejor. Todas estas cualidades las tiene Ana y por eso es posible que unas manos humanas creen semejantes joyas.

Su taller es espectacular, todo el material está ordenado y las distintas colecciones perfectamente organizadas en cajas. Ana cuida mucho la imagen de marca, desde los catálogos fotográficos que reparte entre tiendas y clientes, hasta el packaging de los broches, las etiquetas en tela que ella misma confecciona, las bolsas de papel, las tarjetas de visita...Pequeños detalles que dan a Sago una seriedad y calidad especiales que las clientas aprecian (mos) mucho.

Desde que comenzó con Sago Ana ha ido presentando sus colecciones a tiendas y amigos. Muchos de sus clientes directos son personas que la han visto por la calle llevando alguno de sus broches, o amigos de amigos que llegan hasta ella siguiendo la pista de sus muñecas. "Con mis clientes la verdad que he tenido mucha suerte, son todos maravillosas personas y les agradeceré siempre que hayan apostado por mí". De momento, Ana no tiene página web ni blog, no se ha planteado la venta online a corto plazo pero puede que en un futuro sí se anime a hacerlo.

Ana afronta su futuro con mucha ilusión y un objetivo muy claro. Su sueño es volver a Santiago y montar un taller en la zona vieja, pequeñito, "y sería feliz el resto de mi vida". Con esta meta en la cabeza, Ana trabaja incansablemente para volver cuanto antes a esta ciudad, "que considero mi casa aunque no nací aquí, soy hija adoptiva". Como ella misma reconoce, si no fuese por este sueño no hubiese sido capaz de esforzarse tanto en tan poco tiempo.


Estas son las tiendas en las que puedes encontrar Sago:

La habitación de Lolita (Cangas)

Zarza (Vigo)

Mettro (A Coruña)

La oveja negra (Pontevedra)

Alume (Santiago de Compostela)

Ah! (Bilbao)

Lukita (Getxo)


Biscuit (Madrid)


Tanto si tienes una tienda y quieres que Sago forme parte ella, como si eres un particular, puedes ponerte en contacto con Ana a través de su correo electrónico: sagocompostela@yahoo.es

La nueva colección de Sago (temporada otoño-invierno 08/09) saldrá en octubre
... ¡estaremos atentos!


Yo no fui capaz de resistirme a ninguna de las muñecas que Sago ha confeccionado para esta temporada primavera-verano 2008.
Por eso, en mi caja de tesoros, guardadas como oro en paño, descansan ya Malicia, Miriam y Coppelia. Martina y Jeanne vienen de camino viajando de Vigo a Madrid deseando reunirse con el resto de la pandilla.




Mil gracias Ana por recibirme de forma tan precipitada, por abrirme las puertas de tu taller y dejarme ser testigo de todas las cosas maravillosas que creas con tus manos y tu imaginación. Fue un placer conocerte en Vigo. Eres una artista de los pies a la cabeza y tu éxito está asegurado.