lunes, 30 de marzo de 2009

Con2Tijeras, ropa para gente joven de todas las edades

.
Ropa para gente joven de todas las edade
s es el lema de Con2Tijeras, una firma que desde hace más de tres años ha conquistado el mercado de moda alternativa con sus propuestas coloristas, juveniles y desenfadadas en tejidos y estampados de los años 60 y 70. Detrás de Con2Tijeras está Garcy un joven diseñador madrileño que empezó a coser con 16 años. "Estaba tan gordo que no encontraba prendas de mi talla en las tiendas, sólo encontraba ropa en el Corte Inglés, y a mí me gustaba la ropa rara".



La necesidad llevó a Garcy a comenzar a confeccionar sus propias prendas. Desde que era muy pequeño su madre le hacía la ropa y él pasaba horas y horas mirándola embelesado mientras cosía. Un día su madre se dejó la máquina enhebrada y sin que nadie le dijese nada se sentó, le dio al pedal y comenzó a coser. Lo tenía todo en la cabeza de haberlo visto durante años. De un primer bolso pasó a los pantalones y a las camisetas y poco a poco fue aprendiendo, aunque durante años su indumentaria fue bastante destartalada. "Sabía coser, pero no sabía hacer patrones, así que me hacía sacos".


Junto con Julieta Álvarez, una amiga del barrio de toda la vida que en aquel momento estudiaba diseño de moda, comenzaron a diseñar y confeccionar ropa. Hacían la pareja ideal, ella tenía la teoría y él la práctica. Empezaron a hacer pantalones thailandeses bajo la firma Seta, primero en su casa y al poco tiempo, cuando las telas ya les desbordaban, se decidieron a alquilar un estudio y a producir ropa a mayor escala vendiendo sobre todo a amigos y poco a poco en alguna tienda y en ferias. Como aquello crecía se vieron obligados a trasladarse a un estudio mayor y acabaron en Lavapiés, en la calle Primavera, sede actual de la firma. Fue entonces cuando se les unió Valeria, la tercera del grupo.

Pasado un tiempo Julieta decidió dejar la firma para dedicarse a su propia carrera como diseñadora. Garcy y Valeria siguieron con Con2Tijeras durante casi un año pero finalmente Valeria también dejó la firma y Garcy decidió continuar solo. "Con2Tijeras ha tenido muchos comienzos, este último espero que sea el definitivo". Desde hace un año Garcy lleva Con2Tijeras por su propia cuenta, él diseña y patrona y tiene una costurera que le cose todas las prendas. "He vivido con socios y sin socios. De esta manera la cagas más pero también la cagas tú solo. Tú te lo guisas tú te lo comes, todo es responsabilidad tuya”.

Garcy tiene muy claro lo que pretende con su firma. "Lo importante es llevar la juventud y la alegría por dentro, luego da igual que seas más pija, más punki…". Por eso todas las prendas de Con2Tjieras tienen un rollo joven, alegre, muy colorista. Con2Tijeras pretende sacar la juventud, la alegría, las ganas de vivir, la frescura y el color de las personas. "Aunque tengas 60 años si te pones unas alitas es que hay algo en ti…" Para Garcy, desde el momento en el que no vamos desnudos estamos disfrazados de algo: cuando te pones un traje para trabajar o un vestido para salir por la noche, incluso cuando vas vestido normal, cómodo, te estás poniendo tu disfraz de persona normal: vestirse es disfrazarse.

Garcy quiere que con su firma las cosas divertidas estén al alcance de todo el mundo y, sobre todo, de los bolsillos de todo el mundo, por eso se ha esforzado en bajar los precios al máximo, a pesar de que no es fácil pues todo está fabricado en España; tanto las telas como la producción se hace en España, concretamente en Madrid. Garcy no cree en el mercado asiático y se muestra contrario a la producción externa por motivos éticos y ecológicos. En un momento en que cada vez son más los que huyen a Asia en busca de una producción lo más baja en coste posible, la producción 100% española es un añadido extra que hace de esta firma una de las pocas que en nuestro país se ha mantenido fiel a sus principios negándose a formar parte de un sistema más que cuestionable.

Con2Tijeras trabaja a gusto del cliente, personalizando tejidos, cortes y combinaciones. Sus diseños están abiertos a cualquier petición del cliente, tanto particulares como tiendas. "Yo pongo unos productos y unos materiales y tú eliges. Tú me dices las combinaciones que quieres y yo te las hago". Incluso las propias tiendas pueden elegir sus prendas, con las combinaciones que quieran, de manera que muchas veces acaban siendo totalmente exclusivas. En este sentido, Garcy asegura que no se considera un diseñador de moda en el sentido más tradicional y estricto de la palabra. "Yo no soy diseñador de moda, yo tengo una marca de ropa. Como el que se hace una casa, ¿es arquitecto? No". Para él lo importante y lo que es su principal labor es todo lo que tiene que ver con la gestión de producción. "Tengo que diseñar porque tengo que sacar prendas pero lo hago todo muy a lo que quiera el cliente".

En la actualidad Garcy estudia Ingeniería Informática. Siempre le gustaron los ordenadores y a pesar de que también se planteó estudiar algo de moda prefirió comenzar por la carrera más compleja y pesada, aunque tiene claro que cuando acabe hará algo de moda. "Desde que tengo 8 años quise ser informático". Su interés por la informática y las ciencias se plasma cada vez más en Con2Tijeras: tetraedros, cintas de Möbius, química de las telas... son conceptos que le fascinan y que insistentemente están presentes en el trabajo de este joven diseñador con mente de científico.

Hace años Garcy tuvo un puesto en el Rastro en el que cada domingo vendía bisutería hecha por él mismo y cuadernos artesanales. Cosechó grandes éxitos con su bisutería confeccionada con alambre de cobre bañado en plata retorcido con alicates, que ahora está retomando. "Lo que me gusta, lo que se me da bien y lo que me divierte es retorcer alambres". Con2Tijeras además siempre ha apostado por la importancia del complemento: broches, bolsos, carteras... Su última idea: las chapas. Con cada prenda regala una chapa forrada en la misma tela a juego.


Para este verano Con2Tijeras ha reeditado todos sus clásicos: la falda capa y la falda evasé, las camisetas con alitas, las sudaderas con orejas y manoplas y los vestidos de tres piezas que mezclan colores, estampados y telas, sin olvidar sus tres modelos de pantalón: la jacama, que normalmente se usa para hacer aikido, el moro o bombacho y el thailandés. Prendas que son ya el sello de la firma, que han ido quedando asociadas inmanentemente a Con2Tijeras y que ya cuentan con numerosos fans que las buscan una y otra vez. Por eso su intención es continuar trabajando con ellas y ofreciéndolas al público temporada tras temporada.

En septiembre llegará Irreversible, o cuando el mundo no tiene vuelta, su colección otoño-invierno. Es la primera colección completa que termina solo y por tanto toda una prueba de fuego para él. La presentó el pasado febrero en la Pasarela Costello con una acogida fantástica que augura un gran éxito. La idea de la colección está basada en la botella de Klein, en una nueva muestra de su pasión por la ciencia. El ritmo de nuestro mundo es algo frenético, tanto que en ocasiones nos gustaría cambiar de aspecto varias veces a lo largo del día. Con2Tijeras lo hace posible con esta nueva colección en la que las prendas ofrecen varias posibilidades con un gesto sencillo: piezas que al girarlas muestran estampados escondidos, otras que, dándoles la vuelta, cambian de estilo, bolsos que modifican su tamaño o capuchas transformadas en bolsos... Las prendas de Irreversible sorprenden por lo sencillas y lo complicadas que son al mismo tiempo, de punki a niña buena, de elegante a hippie, de payaso a galán... todo ello sin perder la comodidad y frescura de las prendas de Con2tijeras.

En la actualidad, ya está trabajando en la colección de verano 2010, que será la primera que comienza y termina solo. Su idea es sacar dos colecciones por año y continuar con los clásicos que funcionan muy bien, manteniendo una colección estática pero en la que las telas siempre vayan cambiando. Ciertamente las telas no serán un problema pues hace unos meses Garcy ha comprado La Revoltosa (Plaza Vara del Rey, 11), una tienda de telas de las de toda la vida en la que él mismo compraba muchas veces y que decidió mantener viva cuando el dueño se jubiló. Así, Garcy cuenta ahora con miles y miles de rollos de tela vintage de los años 60 y 70 que utilizar para sus prendas. Ahora, por ejemplo, y siempre ideando nuevas formas de dar salida a su creatividad y a su singularísima forma de entender la moda y el vestir, Garcy quiere empezar a hacer trajes para hombre, con pantalones thai, moro y jacama.

Colores y dibujos divertidos, patrones sencillos y cómodos son los sellos distintivos de Con2Tijeras: prendas con tejidos elásticos que se adaptan a la figura del cliente, no al contrario. Gracias a estas características la ropa de Con2Tijeras goza de un éxito rotundo. Durante años ha tenido numerosos puntos de venta distribuidos por todo el país. "Mi ropa se vende. Hay prendas que encajan en cualquier tienda". Sin embargo, Garcy reconoce que la parte comercial y de contacto con las tiendas es la que peor lleva y en el último año la ha dejado de lado con la consiguiente pérdida de clientes minoristas. "El ir al cliente hace muchísimo, pero yo para eso soy muy malo". Por eso, entre sus principales proyectos de futuro está encontrar a alguien que haga esa labor comercial y que distribuya la firma por las tiendas de España.

Con2Tijeras se ha convertido en una de las incodicionales de las ferias de jóvenes diseñadores de la ciudad. Es ya un clásico del Nomada Market que se celebra en La Boca del Lobo. "Me encanta Nomada Market, es mi feria". Garcy resalta el buen rollo que hay con los diseñadores y con los clientes de esta feria, "es como muy familiar". También ha participado en otros eventos como Maniquíes Urbanos y Pasarela Costello, así como en el Art Jam Festival, Minimadelia y Destino Clandestino. Además, ha formado parte durante casi un año del proyecto Triball y sus prendas han colgado de las perchas de la Intrusa, Maniquíes Urbanos, La Maison y El Beso. Actualmente Con2Tijeras cuenta con tiendas en Madrid, Bilbao y Braga (Portugal). Uno de sus proyectos a medio plazo es lograr un buen posicionamiento en tiendas tanto dentro de España como fuera de nuestras fronteras; Berlín y Londres son dos de los mercados que quiere tantear.

Con2Tijeras hace numerosas colaboraciones para eventos de todo tipo. Para el Día del Oído los laboratorios Esteve lanzaron la campaña ¡No utilices bastoncillo! con la idea de promocionar el uso del difusor de agua y no del bastoncillo. Como parte del evento se les ocurrió dar soluciones a ¿y qué hago yo con los bastoncillos? y encargaron a Con2Tijeras hacer ropa y complementos con ellos. De esta curiosa y original propuesta nacieron una falda, un sombrero de copa, diferentes elementos de bisutería: brazaletes, anillos y pendientes y una pechera de samurai confeccionada con un fajín de bastoncillos. Una manera simbólica de concienciar que debemos utilizar los bastoncillos para cualquier cosa menos para limpiar los oídos.

También fue el encargado de confeccionar las camisetas para el Día del Orgullo LGTB de la asociación ARCOPOLI, la Asociación Lesbianas, Gays, Transexuales, Bisexuales y Heterosexuales de las Universidades Politécnica y Complutense de Madrid, de la que forma parte y es co-vicepresidente. A partir de los modelos de la colección del verano pasado, Trenza, basados en tres colores en gama haciendo una trenza: blanco, verde medio y verde oscuro; y amarillo, naranja y rojo, Garcy compuso seis bandas como las del arco iris de donde salieron 90 camisetas que todos lucieron orgullosos el día de la manifestación.

El último proyecto por encargo que le han hecho y en el que está trabajando actualmente es la confección de dos trajes para el recién inaugurado Museo de la Historia del Cine en Almería. Se trata de réplicas exactas de los atuendos que lucieron John Lennon en Cómo gane la guerra (1967) y Elizabeth Taylor en Cleopatra (1963). Con2Tijeras ha colaborado también con el restaurante El Oeste Celeste, en Lavapiés, confeccionando los uniformes para los camareros: pantalones moros y camiseta celeste con alitas.

En Madrid puedes encontrar Con2Tijeras en las siguientes tiendas:

Lost People (c/Santa Bárbara, 6)
Patas Arriba (c/Jesús y María, 31)
Ad Hoc (c/Lope de Vega, 3)
La Pezera (c/Pez, 31)
La catedral de Camile (en el Mercado de Fuencarral).

Mi sudadera con cresta de gallo y manoplas:

martes, 24 de marzo de 2009

Biscuit, una coqueta boutique francesa en pleno corazón de Madrid

.
En los poco más de tres años que lleva abierta (desde diciembre de 2005), Biscuit (c/Divino Pastor, 15) se ha convertido en una de las tiendas más conocidas de la capital, tanto por lo original y exclusivo de la ropa y los complementos que se pueden encontrar en ella como por su exquisita decoración, cuidada hasta el más mínimo detalle. Entrar en Biscuit es como trasladarse a París, con todo el encanto de una boutique francesa, sin necesidad de salir del castizo barrio madrileño de Malasaña.

Katia Bandolowski es la dueña de este maravilloso espacio de tonos pastel, muebles antiguos, lámparas de cristal y aires románticos que inundan el local y lo transforman en un lugar de ensueño. Coqueta, delicada, con una decoración muy cuidada y llena de detalles en todos los rincones, Biscuit tiene un encanto único, muy especial, que se siente nada más traspasar su puerta. En la actualidad trabajan con cuatro firmas, Muka, Rützou, Des Petites Hauts y Nice day Nice things. Aquí el vestido es el rey, aunque también se pueden encontrar camisetas, blusas y faldas.

Además de dueña de la tienda, Katia forma parte de la firma Muka junto a su amiga francesa Muriel Bourquin. Ambas eligieron este nombre por su significado, que en idioma balinés quiere decir cara, además de ser la combinación de sus nombres. Hace cinco años estas dos amigas, ambas con estudios de diseño de moda, decidieron plasmar su pasión por el diseño creando su propia línea de ropa. De sus frecuentes viajes a la idílica isla de Bali surgió la inspiración para sus diseños y el material para confeccionarlos.Nos interesa mucho más la moda de los jóvenes creadores que las grandes marcas, en los jóvenes están los sueños y la nueva energía”, asegruan.


Las prendas de Muka apuestan firme por las tonalidades pastel: rosas, corales, verdes turquesa, lilas, mostazas... la variedad de colores de Muka es infinita y sorprendente. Su prenda estrella son los vestidos, en colores pastel, muy femeninos, con toques románticos y naïf. En pocos años Muka ha conseguido posicionarse en el mercado nacional e internacional con mucha fuerza y en la actualidad cuenta con más de treinta puntos de venta. Desde el año pasado Muka tiene tienda propia en Madrid, en la calle Castelló, 10.

Des Petits Hauts
es la firma de ropa de dos jóvenes diseñadoras francesas. Colecciones que parecen sacadas de Alicia en el País de las Maravillas y otros cuentos infantiles. Colores suaves, lazos, estrellas... en materiales cálidos y hechuras sencillas. Comenzaron haciendo camisetas en el año 2000 pero pronto el éxito fue tal que ampliaron su abanico de prendas y hoy en día se han convertido en una de las firmas alternativas francesas más conocidas internacionalmente.


Rützou es una de las firmas recién incorporadas a Biscuit. La diseñadora danesa Suzanne Rützou fundó su firma en el año 2000 y desde entonces no ha parado de crecer y de expandirse por todos los rincones del planeta. Su ropa, muy femenina y de líneas muy depuradas, es una firma de precio algo elevado pero de gran calidad y con diseños muy atractivos.

Nice day Nice things completa este cuartero de firmas. Catalana con sede en Barcelona, sus precios son muy asequibles y su ropa juvenil y muy fresca. Moda y complementos originales y con un toque muy divertido que ponen la nota de picardía en esta tienda.

En Biscuit no se olvidan de los complementos y apuestan por jóvenes diseñadores nacionales. Así, podemos encontrar aquí los maravillosos camafeos y collares de Jdön, los complementos de Santa Mistura, los broches en fieltro de Coracolores, los tocados de Maya Katayanova, los preciosos collares de El taller de Violeta, los broches de Palabra de honor, los complementos de Años Luz, los accesorios en esmalte de Happy Joyitas, las joyas de Aurea Rivela y de Malababa. También hay espacio para la papelería: coloridos y originales cuadernitos, libretas y papeles de carta que Katia trae de sus viajes por todo el mundo.

Katia ha apostado desde el principio por el diseño joven, tanto en complementos como en ropa. La tienda nació con la idea de dar cabida a todos los jóvenes diseñadores internacionales que necesitaran proyección y cuyas creaciones se ajustasen a la imagen de la tienda y a las premisas de alta calidad, impecable confección y exclusividad.

Además, en Biscuit se mira mucho por el cliente, se cuida a la gente intentando que se sientan como en casa. Una de sus grandes apuestas es el trato al cliente, que incluye asesoramiento, consejo y un ambiente cálido insuperable. Como detalle a los clientes ofrecen galletitas caseras con forma de camiseta en honor al nombre de la tienda. Biscuit ya es muy conocida en la capital pero aún así siempre llega gente nueva, que ha visto la reseña en alguna revista o que le han hablado del lugar. A la gente le encanta la tienda, pasan mucho tiempo mirando, muchas clientas pasan más de media hora mirándolo todo y siempre acaban picando con algo pues es muy difícil resistirse. La filosofía de la tienda es ofrecer cosas bonitas y exclusivas que no se puedan encontrar en otros sitios. Los precios también se cuidan mucho, hay firmas caras, como Ratzou o Muka, de precio medio, como Des petits Hauts y también otras baratas como Nice Days Nice Things, y algo similar ocurre con los complementos, de manera que el abanico de precios sea muy amplio y pueda ser asequible a todos los bolsillos.

Katia viaja con mucha frecuencia y aprovecha estos viajes para buscar prendas y complementos únicos que llevar a Biscuit: Japón, París, Londres... Da cada prenda trae pocas tallas para garantizar la exclusividad. Además, en la tienda hay también una zona de outlet, con todo muy rebajado de otras temporadas. Aunque en su día tuvieron ropa masculina, hoy se han centrado íntegramente en la moda femenina. Toda la ropa está ordenada en diferentes percheros por tonos, rosas, grises, amarillos y azules, verdes y tierras....lo que confiere a la tienda un aire muy ordenado y agradable. Biscuit es una tienda llena de detalles, la vista se pierde entre tantas cosas bonitas. El gran gusto por la decoración es uno de los secretos del éxito de esta tienda que no pasa desapercibida; resulta muy gratificante entrar a una tienda tan coqueta y bonita.

Biscuit está en constante reinvención, a Katia no le gusta la rutina y quiere que la tienda cambie constantemente, por eso cada dos semanas un experto en decoración y escaparatismo cambia toda la tienda, así es imposible aburrirse y los clientes saben que pueden volver una y otra vez a descubrir cosas nuevas. No sólo la decoración, aquí todo se va renovando y tanto las firmas de ropa como las de complementos van variando en el tiempo.

Su proyecto más a corto plazo es comenzar a vender por internet, gracias a la red Biscuit abre sus puertas a todos aquellos que quieran comprar pero no vivan en la ciudad. En breve estará lista la venta on-line y todos podremos disfrutar de las maravillas que ofrece esta tienda.

Es muy difícil salir de Biscuit sin un par de bolsas en la mano. Yo no pude resistirme a uno de los vestidos de la nueva colección de primavera-verano de Muka en un color verde pastel precioso que es una de las grandes apuestas de la firma para esta temporada; y a otro de una diseñadora francesa, Evin Bive, traído directamente de París, dos auténticas maravillas que ya descansan en mi armario.


Cómo llegar:

En metro: Líneas 1 y 10 (Tribunal)

Horario:

De lunes a viernes de 11,30h a 14,30h y de 17,00h a 20,30h
Sábados de 11h a 15h y de 17,00h a 20,30h






Salvador Bachiller rectifica

.
La indignación general que despertó la copia indiscriminada de dos de las creaciones de la diseñadora viguesa Esther Quintas por parte de la firma de complementos Salvador Bachiller parece haber surtido efecto. Según han hecho saber, su línea de bisutería es muy pequeña y no cuentan con un equipo de diseñadores propios, sino que compran los artículos a una comercial extranjera. Desde la firma aseguran que ya han manifestado su disconformidad e informado de la situación. Reconocen que en ningún momento han tenido conocimiento de que se tratara de una copia y ofrecen a la diseñadora sus más sinceras disculpas, añadiendo que como su filosofía es contraria a este tipo de prácticas, van a retirar los dos artículos de manera inmediata.

Creo que esta reacción honra a la firma y de igual manera que ayer denunciábamos desde Con dos bolsas en cada mano tan desagradable incidente hoy nos ha parecido importante aplaudir la buena reacción de Salvador Bachiller, y de la misma manera que la bloggosfera se movilizó en el día de ayer para denunciar una situación injusta, creo que es justo dejar constancia de lo sucedido hoy, un final feliz que no siempre (apenas nunca) se alcanza en este tipo de temas y que debe ser, por tanto, motivo de dicha para todos los que defendemos al diseñador joven.


.

lunes, 23 de marzo de 2009

Salvador Bachiller plagia a Como Cuando

.
No suelo utilizar el blog para hacer este tipo de denuncias, a pesar de que el plagio es un mal cada vez más presente en el mundo de la moda y el diseño. Prácticamente no hay semana en la que no se conozca un nuevo caso de plagio, ya sea entre los pequeños diseñadores, o a mayor escala entre las grandes firmas (lo que popularmente conocemos como clones).

Me permito hacer una excepción por el gran aprecio que tengo a Esther Quintas como persona y sobre todo por la enorme admiración que siento por su trabajo. Conocí Como Cuando en la tienda de Myriam Amaro y me quedé totalmente fascinada con su trabajo en fieltro. Aproveché mi visita a Vigo para conocerla y de ese encuentro surgió el reportaje Como cuando, la reina del fieltro.

Como Cuando vende en numerosas tiendas de toda España y sus animales de fieltro son bien conocidos por todos los que amamos el handmade. La joven diseñadora lleva 7 años creando animalitos de fieltro que destacan por su espectacular combinación cromática.


La firma de complementos Salvador Bachiller no ha tenido ningún escrúpulo en adueñarse de dos de sus creaciones y plagiarlas con un descaro pocas veces alcanzado, pues no ha tenido la decencia de cambiar en lo más mínimo sus diseños. Ha convertido la tortuga y el caballito de mar de Como Cuando en partes de un llavero.


Sabemos que es poco lo que legalmente se puede hacer, es una lucha de David contra Goliat en la que el pequeño diseñador tiene todas las de perder. Pero también sabemos la fuerza incalculable de la bloggosfera y el poder que como grupo tienen hasta las personas más insignificantes. Por eso, desde aquí, además de denunciar este plagio tan escandaloso, os animo a haceros eco de la situación en vuestros blogs, al menos para que la voz del artesano se escuche bien fuerte y el grande sepa que no está impune ante un delito como éste.

Esther Quintas no tiene blog propio así que a través de Con dos bolsas en cada mano he querido cederle el espacio que necesita para dar a conocer lo que le ha ocurrido. Si alguien sabe hasta qué punto es posible emprender algún tipo de acción legal contra Salvador Bachiller o tiene algún conocimiento sobre el tema Esther os estará eternamente agradecida de cualquier información o ayuda a este respecto. Podéis contactar con ella en su correo electrónico: comocuando@comocuando.es

Todo mi apoyo a Esther Quintas, es difícil imaginar lo que puede estar sintiendo en estos momentos, rabia y, sobre todo, impotencia ante una situación que lamentablemente es ya nuestro pan de cada día.
.

miércoles, 18 de marzo de 2009

María Barros, belleza pura

.
El martes 24 de febrero a las 12h de la mañana la joven diseñadora gallega
María Barros debutaba en Cibeles Fashion Week y lo hacía presentando una colección, Loïe, fascinante y llena de exquisitos detalles. Sin embargo, no era para María la primera vez sobre una pasarela, joven pero con una importante carrera a sus espaldas en el mundo de la moda, la gallega ha paseado sus colecciones por Gaudí y Milán. María Barros es una de las jóvenes promesas con más proyección de futuro dentro del panorama nacional de la moda.


María Barros nació en A Coruña en 1980. Desde muy pequeña tuvo una clara vocación por lo artí­stico y su gran pasión por el diseño de moda la llevó a trasladarse a Madrid a estudiar en el Istituto Europeo de Diseño, estudios que compaginó con formación profesional en firmas como Modesto Lomba y Cadena. En el año 2000 decidió viajar a Milán para continuar sus estudios y allí realizó su tesis fin de carrera bajo la supervisión de Franca Sozzani, directora de Vogue Italia. La colección que mostró en su tesis fue seleccionada por Wella Labocos Italia para desfilar en Milán.

En 2001 y con sólo 21 años, María Barros gana el premio Moët & Chandon Young Fashion Award en colaboración con la Camera Nazionale della Moda Italiana, lo que le permite presentar su colección De la Naturaleza al Arte en la Semana de la Moda de Milán. Continúa su trayectoria laboral con Pupi Solari en Milán, y se incorpora más tarde al equipo creativo de Roberto Cavalli en Florencia. A su regreso a España y tras vivir de cerca el funcionamiento de diversas firmas de moda decide dedicar toda su energí­a y creatividad su propia firma, que crea en abril del año 2003.

Desde entonces ella diseña, supervisa y dirige sus propias colecciones de moda. Su presencia en la Semana de la Moda de Milán comienza a ser constante, así como su expansión internacional. A lo largo de los diversos desfiles que realiza en la ciudad italiana, María Barros cuenta con el apoyo y colaboración de diversas empresas de la talla de Swarovski, Helena Rubinstein, L'Oreal o Sergio Rossi. Participa también de forma paralela en la Pasarela Gaudí en Barcelona, donde presenta sus colecciones durante cuatro temporadas consecutivas.

Con una impresionante trayectoria profesional sin haber cumplido los treinta años, María Barros se perfila como una de las diseñadoras emergentes más interesantes de nuestro país. Estilo, elegancia y un gran sentido estético son los rasgos de la joven gallega que gracias a su excepcional capacidad para el patronaje y la costura diseña prendas que se acercan a la elaboración de la alta costura y que le permiten posicionar su firma entre la moda de gama más alta. Sus creaciones huyen de modas y tendencias, las suyas son prendas atemporales, que temporada tras temporada conservan la misma belleza y actualidad. El Romanticismo, el Barroco y el Renacimiento son épocas en las que María Barros se inspira para diseñaar sus diferentes colecciones, tomando lo más destacado de la estética de cada una para adaptarlo a su visión particular de la moda y la mujer.

Muy apasionada e intuitiva, María Barros reconoce que diseña lo que le gusta, siguiendo sus instintos y sus pasiones, en un proceso de creación más emocional que racional. Raso, seda, organzas y gasas son sus materiales favoritos en todas sus colecciones, en las que el punto no tiene cabida. Prefiere los tejido lisos a los estampados pues le otorgan más oportunidad en costura y para trabajar la prenda. A María le gusta trabajar el tejido en sí mismo, llenándolo de pequeños detalles, que requieren fijarse para verlos. Sus colores fetiche, el blanco y el negro, y una paleta de tonalidades que va desde el azul klein y el pistacho, al rosa y el naranja eléctrico. Su prenda estrella son los vestidos, elegantes, coquetos y muy femeninos, aunque sus trabajos de costura más espectaculares se pueden apreciar en gabardinas y abrigos para los que utiliza sobre todo los tonos nude y el negro.

La ropa de María Barros se vende en Italia y Arabia Saudí. En España se puede encontrar en puntos de venta en Galicia, Valencia, Zaragoza y Madrid. Su próximo objetivo es introducirse en Estados Unidos y Asia. En su showroom de la calle Villanueva, en Madrid, María diseña y confecciona trajes a medida. María Barros Atelier nace de su necesidad de crear piezas técnicas, elaboradas milimétricamente sobre el cuerpo. Con un grado de exigencia muy alto, a su Atelier acuden clientas que buscan elegantes vestidos exclusivos, fundamentalmente novias. Patrones exquisitos desligados del Fashion System y que destacan la fuerza y personalidad propia de cada mujer. Su capacidad técnica y creativa le permite afrontar cada traje como un nuevo reto.

Desde que presentara su primera colección hasta hoy, María Barros ha seguido una trayectoria ascendente, avanzando con decisión y firmeza, alejada de la parte más frívola y superficial de la moda. A caballo entre su taller de A Coruña y su showroom en Madrid, la suya es una historia de trabajo y esfuerzo continuados, de un talento especial y una destacadísima capacidad para apreciar y crear belleza. Sus diseños tienen un aire clásico y muy femenino, son prendas sugerentes y delicadas, de patrones impecables y detalles exquisitos que entienden a una mujer distinguida, con clase y segura de sí misma. La joven diseñadora trabaja todas sus prendas de forma muy artesanal, con costuras complejas elaboradas a mano que dan a las prendas una calidad insuperable.

En su colección número 9, del pasado otoño-invierno 2008/09, María Barros quiso reinventarse a sí misma reinterpretando sus pasadas colecciones desde una visión actual. Se basó para ello en la unión de diferentes texturas y en la elaboración de estructuras sobre tejidos nobles como la seda, el terciopelo o el algodón, creando formas estudiadas y cuidadas. La abundancia de pliegues junto con la riqueza de fruncidos y volúmenes hechos a mano continúa siendo uno de sus sellos personales más espectaculares y la combinación blanco/negro se mantiene como una de sus características básicas, a la que se unen ligeras pinceladas verdes y doradas. María Barros tiene un gusto exquisito y cuida todo lo que hace hasta el más mínimo detalle, no sólo en lo que a las prendas en cuestión se refiere sino en todo lo que rodea la firma. Sólo hay que ver sus catálogos con el fotógrafo Paco Peregrín, uno de los mejores del país; espectaculares.


Para la colección primavera-verano 2009, la nº10, María Barros continúa trabajando con pliegues y volúmenes sobre tonos planos, rasgo característico de su firma, un sello de identidad que afianza en cada nueva colección pero que a su vez renueva y reinventa en sus múltiples posibilidades de color, elegancia y encanto. Una colección hecha en tonos suaves e intensos que evocan los matices de la primavera, del renacer de la naturaleza en telas ligeras, sedas y algodones, que transmiten un estilo lleno movimiento y frescura.

Lejos de ceñirse a una sola línea de trabajo, María Barros no ha dejado de participar en proyectos interesantes de forma paralela a la creación de moda. Así, en el año 2008 diseña la colección de mobiliario Couture para Jacinto Usán tapizando los clásicos de la firma. Una espléndida colección de sillas, sillones y sofás que aúna artesanía, tradición y alta calidad transmitiendo los elementos propios de su diseño de moda al interiorismo. La diseñadora creó una pieza por cada una de las prendas de su colección, utilizando incluso el mismo tejido. María Barros quedó fascinada con la experiencia "Fue como vestir la madera".


La armonía cromática de los tejidos y materiales, en rojo, blanco y negro, junto con la simetría y el equilibrio, crean una sofisticada y cuidada colección. El sinuoso movimiento de las formas establece una perfecta proporción entre las diferentes piezas. Evocando la plenitud del Renacimiento María Barros utilizó materiales nobles que definen piezas únicas: terciopelo, seda y madera. La exquisita selección de tejidos trabajados con delicados detalles completan el conjunto de componentes de una colección rica e íntegra que logra vestir espacios. Pliegues, lazos y cuidadas costuras se entrelazan para dotar a la colección de un sentido de fusión, elegancia y juego de volúmenes.


La vida del mobiliario que María Barros diseñó para Jacinto Usán no terminó aquí. En la última edición de Cibeles Fashion Week la silla vionette de la colección Couture fue la gran protagonista del espacio de Grey Goose, el Kissing Room de la Pasarela Cibeles. Vestida esta vez de terciopelo de seda plata y blanco, decoró el emblematico salón donde celebraron sus colecciones todos los grandes de la moda española. Las sillas de María Barros lucían excepcionales en este espacio lleno de glamour y elegancia en el que periodistas, diseñadores e invitados disfrutaban de un cocktail tras cada desfile.

Continuando con su tónica de colaboraciones externas María Barros ha acompañado con sus diseños de moda la producción de la nueva campaña de la firma joyera Carrera y Carrera, De Luces, inspirada en el mundo de la tauromaquia. Sedas en colores ardientes, camisas negras y blancas trabajadas de forma artesanal, cortes geométricos bien definidos, crean una atmósfera de elegancia y fuerza que capta a la perfección el sentir de la colección de joyas. La top model Almudena Fernández y el diestro Eugenio de Mora fueron los protagonistas de excepción del refinado catálogo de esta producción exclusiva que lleva las piezas más emblemáticas de la colección al taller del sastre, ese lugar donde telas y bordados cobran vida.

María Barrios debutaba en Cibeles con su undécima colección Loïe, una propuesta romántica y femenina en la que la danza y la luz son protagonistas. Soberbia María sobre la pasarela, en la que brillaron con luz propia los abrigos y gabardinas con cuellos barrocos y los vestidos cortos tipo globo y largos de espalda descubierta en seda rosa palo. Un homenaje a la bailarina americana Loïe Fuller, exponente del Art Noveau, reinterpretada por la óptica de la diseñadora gallega en una clara evocación de la naturaleza, con detalles de mariposas y hadas. Colores pasteles en gasas, sedas y terciopelos, tejidos que flotan en un juego de contrastes con el negro y el azul eléctrico. Una genial puesta en escena que se vio muy bien respaldada por las sólidas propuestas de la diseñadora, maestra en la costura.


María Barros estuvo acompañada de dos diseñadoras de joyas y complementos: Marta Ortiz de Zarate -que trabaja bajo la firma El jardín de Lulaila y comparte showroom con la diseñadora desde el pasado año-, confeccionó varias piezas que lucieron espectaculares en muchas de las prendas. Cadenas y cristal para chaquetas y vestidos, y vistosísimas plumas coom adornos para los zapatos, que se convirtieron en grandes protagonistas del desfile; y Lucía Canabal Pérez, que creó para la ocasión unas mariposas etéreas definidas por citrinos y cuarzos rosa combinados con una madre perla con forma redondeada, y una serie de hadas de tela con piedras semipreciosas. El cuidadísimo trabajo de ambas puso el broche de oro a una colección que maravilló al público.

El paso de María Barros por Cibeles Fashion Week dejó claro que la diseñadora tiene un prometedor futuro en el mundo de la moda y que su excepcional manejo de la costura puede llevarla no sólo a convertirse en una figura de presencia indiscutible en esta pasarela sino en pasarelas internacionales. Su ropa, elegante y estilosa como su propia creadora, es el reflejo de un gusto sublime, elegante y muy femenino y de una forma de entender la moda muy íntima y personal. Muy grande María Barros, que avanza con paso firme y seguro por esa senda del triunfo que conduce a lo más alto.
.

domingo, 15 de marzo de 2009

Con dos bolsas en cada mano en El Mundo y El País

.
Cuando comencé el blog hace casi un año (a finales de este mes cumplirá su primer aniversario) nunca pude imaginar lo mucho que me implicaría en su elaboración, ni la de cosas buenas que iban a surgir a su alrededor. Pero lo que no se me pasó ni remotamente por la cabeza es que gracias a él iba a aparecer en los dos periódicos de mayor tirada nacional, El País y El Mundo.


La redactora de El País, María Ovelar, contactó conmigo hace un par de meses con una propuesta de reportaje muy interesante y entretenida que no dudé en aceptar. Un presupuesto de 150 euros para un look completo en diferentes tiendas de la capital y tres invitados para elegirlo: un diseñador, el gran Ion Fiz, una estilista, Beatriz Moreno de la Cova y una bloggera, yo.

Así pues, una mañana de viernes del mes de febrero quedé con María y Óscar, el fotógrafo, en Kling (c/Ballesta, 6), la tienda que escogí para el vestido. Elegí uno precioso de la nueva colección de primavera, en tonos verdes, con un corte retro, cuello barco y muy setentero. De allí nos fuimos a La Pezera (c/Pez, 31) donde me decidí por una fabulosa cartera de mano de Joselito my Fren. Subimos hasta La Intrusa (c/Corredera Baja de San Pablo, 47) para recoger una delicada diadema de Nila Taranco y por último volamos en taxi hasta Mimoki (c/Ayala, 32) para finalizar el look con unos espectaculares zapatos de la nueva colección de Andrea Milián.

Para probar el look escogido contamos con una modelo de excepción, la joven y guapísima actriz Elisabeth Larena a la que vemos en algunas series de televisión como 2 de mayo: la libertad de una nación y que pronto estrena su primera película. Dulce y preciosa, como una muñeca, todo le sentaba de maravilla. La verdad es que fue una mañana fantástica, lo pasamos genial y nos divertimos mucho haciendo este shooting tan dinámico y original.

Estilismos a prueba de crisis es el resultado de este divertido trabajo. Un genial reportaje con tres propuestas diferentes pero llenas de estilo para vestir por menos de 150 euros: Marinero ochentas, Ingenuidad retro y Vintage distinguido. Podéis leer el reportaje completo en el Especial Moda de El País Semanal de hoy, domingo 15 de marzo.

Hace algunas semanas la redactora Edurne Urreta, de El Mundo, contactó conmigo para realizar una entrevista en Con mucha cara, una sección muy divertida del suplemento de Madrid M2, enfocada con un toque de humor e ironía, en la que charla con personas interesantes de Madrid. Edurne Urreta, periodista de larga trayectoria profesional, fue jefa de redacción de la sección Shopping de El Mundo que para mí es toda una referencia, y cuyos recortes guardo como oro en paño en una carpeta, así que fue todo un honor para mí conocerla.

Para la entrevista elegimos la tienda recién abierta de Moskitas Muertas (Corredera Alta de San Pablo, 30), y uno de sus tocados y la fachada de la tienda como localización para la foto. Hablamos de moda, de tiendas, de Cibeles y El Ego, de Zara... hubo tiempo para todo. Fue un encuentro muy grato que cerramos con una visita al delicioso Le Pain Quotidien.


Para leer la entrevista de El Mundo (que se publicó el viernes 27 de febrero) pincha AQUÍ.

Muchísimas gracias María y Edurne por estos maravillosos reportajes, ha sido un enorme placer conoceros y un honor que hayáis contado conmigo. Los dos reportajes han quedado fantásticos.